Los socialistas de Gandia han denunciado que al gobierno le preocupa más vender entradas que pagar nóminas


Los socialistas critican que Torró siga justificando sus incapacidades en la gestión anterior e insisten en que el dinero “lo tienen para lo que quieren”.




 

Los socialistas de Gandia han denunciado que al gobierno le preocupa más vender entradas que pagar nóminas

El concejal del Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Gandia, Vicent Mascarell, ha denunciado hoy que más de un centenar de trabajadores del servicio de limpieza de la ciudad todavía no han cobrado la nómina del mes de enero, el pago de la cual depende de la empresa pública Serveis Urbans SL. Mascarell ha lamentado que el gobierno de Torró “esté más preocupado en vender las entradas de Bustamante que en pagar las nóminas”.

Como de costumbre, el gobierno popular ha justificado esta cuestión excusándose en la gestión de la legislatura anterior. Un hecho que Mascarell ha criticado y ha recordado que “Torró tiene dinero para lo que quiere”, denunciando que “no deben estar muy contentos los trabajadores” cuando ven que se gastan dinero para un concierto de Bustamante, para pagar favores con un campeonato de salsa o para privatizar los servicios televisivos mientras no les pagan las nóminas.

Para los socialistas, se trata de una cuestión de prioridades y, por lo que se ve, “la prioridad de Torró y del PP ahora mismo es adornar Gandia de grandes eventos mientras el paro no deja de subir y ahora, además, se deja de pagar a trabajadores municipales”. En cambio, Mascarell ha recordado que durante la legislatura anterior se garantizaron los cobros “y no hubo movilizaciones de ningún sector de trabajadores dependientes directamente del consistorio”, mientras que a Torró, en ocho meses, se le han manifestado ya en muchas ocasiones a la puerta del Ayuntamiento.

Según ha podido saber el GMS, los trabajadores del servicio de limpieza amenazan con acciones si no cobran antes del día 10 de febrero. Unas acciones que podrían poner en peligro la imagen y la salubridad de las calles de la ciudad. Por eso, Mascarell ha pedido al concejal de Economía, Guillermo Barber, que se ponga a trabajar y tome decisiones.

Para el concejal socialista, la gravedad de esta cuestión es que “más de 100 familias de Gandia viven con una sensación de ansiedad por culpa de la mala gestión de Torró”, criticando que no se haya dado explicación alguna desde el gobierno ni se haya iniciado ninguna interlocución con los trabajadores.

Mascarell ha acabado recordando que esta política de grandes eventos que está desarrollando el PP de Torró en Gandia “es la que ha fracasado en la Generalitat Valenciana y nos ha llevado a la quiebra y a que el estado nos rescate”. Una situación que “acabará dándose en Gandia si Torró no cambia su política y gestiona el dinero del Ayuntamiento pensando en ayudar a la ciudadanía que más lo necesita”.