Gandia apuesta por la seguridad vecinal y evita la ocupación ilegal de viviendas en el Raval


Intervención policial en dos viviendas ocupadas en el Raval, aunque la problemática afecta a más zonas de la ciudad.
Forma parte de un plan de actuación de Seguridad Ciudadana para zanjar la problemática de ocupación de pisos por parte de familias y grupos organizados que usan las viviendas para delinquir.
El Alcalde se muestra sensible con esta problemática y afirma que “la seguridad de Gandia y sus ciudadanos es lo más importante, no vamos a dejar de trabajar para que la integridad física y el patrimonio de nuestros vecinos, entre otros derechos individuales, estén garantizados”.




 

Gandia apuesta por la seguridad vecinal y evita la ocupación ilegal de viviendas en el Raval

Esta mañana se ha procedido al tapiado de una vivienda y el precintado de otra en el barrio del Raval de Gandia, se trata de pisos ocupados por parte de familias y grupos organizados, mayoritariamente extranjeros, que irrumpen en viviendas desocupadas.



Tal y como ha explicado Arturo Torró, alcalde Gandia, esta actuación se engloba en un plan de Seguridad Ciudadana frente a la detección de casos de familias o grupos organizados que se han instalado en diferentes pisos de propiedad bancaria, vacíos en su mayoría por embargos, donde se llevan a cabo diferentes delitos, “con las consecuentes molestias vecinales y la pérdida de seguridad en las zonas afectadas” ha manifestado el primer edil.

El alcalde ha explicado que el equipo de Gobierno que dirige lleva desde principios de legislatura tratando de atajar esta problemática “mantuvimos varias reuniones con el intendente principal jefe de la Policía Local, porque Gandia no puede ser un foco de ocupación, los pisos tienen una propiedad y hay que respetarla. Y es por eso que se ha preparado una estrategia para llevarla adelante, que incluye actuaciones como la de hoy”. Y es que para el primer edil “la seguridad de Gandia y sus ciudadanos es lo más importante, y este Gobierno está decidido a seguir trabajando para que la integridad física y el patrimonio de nuestros vecinos, entre otros derechos individuales, estén garantizados. Así que en cada una de estas viviendas tenemos que ir actuando, para saber quién vive en Gandia, a qué vienen y qué es lo que hacen”.



Tal y como ha explicado el jefe de la Policía Local, Marc Cuesta, una vez se detecta un allanamiento ilegal de una vivienda, bien a través de los propios vecinos o de las pesquisas policiales, se procede a avisar a los titulares para mantenerles informados, seguidamente se advierte a los ocupantes para que, de forma voluntaria, abandonen el piso, “sino ocurre así, se denuncia y a partir de ese momento es la justicia la que actúa” pero tal y como ha señalado Cuesta “prácticamente el 100% abandona de forma voluntaria”. A partir de ese momento se lleva a cabo un control por parte de la Policía Local, que incluye un precinto de la vivienda, la información al titular de la misma, y finalmente un tapiado, en este sentido Marc Cuesta ha querido agradecer a las entidades bancarias “su colaboración en la rapidez en su respuesta positiva para realizar las actuaciones policiales”.



Respecto al tipo de personas que llevan a cabo estas ocupaciones, Cuesta ha señalado que no se trata de “familias estructuradas de Gandia que han tenido problemas, sino más bien de grupos itinerantes que se mueven por todo el país o personas individuales que en muchas ocasiones, al abandonar las viviendas, causando grandes destrozos”. En este tipo de pisos ocupados se llevan a cabo delitos de toda índole como venta y consumo de drogas,  prostitución, o almacenaje de productos robados, Cuesta ha informado que esta problemática no sólo afecta a la zona del Raval, ya que se han detectado y solventado ocupaciones en otros distritos de Gandia, en concreto ya son 12 las viviendas intervenidas en las que se ha procedido a su precintaje y posterior tapiado. “Esto no se puede consentir porque deriva en la aparición de guetos, y los guetos lo único que generan son problemas para la sociedad. Se está actuando con la mayor celeridad para solucionar el problema en el mismo día en que se ha detectado”, ha concluido Cuesta.