Pádel de alto nivel en La Font


El pasado fin de semana se disputó en el polideportivo de la Font d’en Carròs la fase final del tercer torneo del circuito de pádel 12+1 Edeganmediterraneo.




 

Pádel de alto nivel en La Font

El torneo trascurrió por los cauces organizativos previstos, pero por el contrario, y en favor del pádel, tanto como deporte, como en su vertiente competitiva, los partidos disputados en las diferentes rondas, sorprendieron por su alto nivel, por la tremenda calidad de todos los participantes y por la lucha, entrega e igualdad mostrada en la mayoría de los partidos.

El viernes por la tarde y el sábado por la mañana, se disputaron los primeros encuentros de octavos de final, en los que se enfrentaban las parejas que accedieron de la previa, disputada el fin de semana 4 y 5 de febrero,  frente a las ocho mejores parejas del circuito, la única sorpresa, fue llevada a cabo por la pareja formada por Sergio Morant y Paco LLoret, que derrotaron a la pareja local, compuesta por Salva Monzo y Alberto Català, que partía de cabeza de serie, por méritos propios, pero que, en esta ocasión, no fue profeta en su tierra.

La tarde del sábado se disputaron los cuartos de final, donde la pareja formada por Marc Gil y Vicent Verdú planto cara a los grandes favoritos, durante la primera manga de su encuentro, luego ya se desinflaron, agacharon la cabeza y recibieron un excesivo correctivo, no propio del nivel que atesoran.

La mañana del domingo, se disputaron las semifinales, la pareja formada por Jorge Herrero y Juli Signes, que son la pareja llamada a relevar a los titánicos lideres de este circuito, volvió a caer en los puntos decisivos, por errores impropios de su bravo y estiloso juego.

Alrededor de las doce del medio día se disputo la final, Edu Vercher y David Villanueva, frente a los olivenses Domingo Morera y Guillermo Ponzoda. Una final que hasta el momento ha podido ser la mejor final de este circuito, donde solo los pequeños detalles hicieron que una pareja saliera derrotada y la otra vencedora, puntos larguísimos, con peloteos de altísima calidad técnica que hicieron disfrutar al publico asistente, hasta incluso retrasar el horario de la paella de los domingos de muchos de los allí presentes.