El Palau Ducal de Gandia realiza más catas arqueológicas


Los operarios han comenzado a realizar catas murarias y de subsuelo, junto al ascensor construido la pasada legislatura.
La realización de estas catas era obligatoria, ya que se trata de un edificio considerado BIC.




 

El Palau Ducal de Gandia realiza más catas arqueológicas

Un grupo de expertos ha comenzado a trabajar esta mañana en el Palau Ducal de Gandia para realizar excavaciones arqueológicas, en la zona rehabilitada durante la pasada legislatura con motivo del V centenario. A pesar de que estas excavaciones eran obligatorias, ya que se trata de un edificio considerado Bien de Interés Cultural, las obras, que incluían la instalación de un ascensor, se inauguraron sin realizar este paso obligatorio por la Dirección General de Patrimonio.

Concretamente, la zona que se está inspeccionando corresponde a la planta baja donde se instaló el ascensor, en el hueco de la escalera que se encuentra entre el patio de Armas y el patio de las Cañas y que da acceso al salón de coronas y la sala dorada por el interior del edificio. Durante las obras de instalación de este ascensor, desde Dirección General de Patrimonio ya se advirtió de la falta de estas excavaciones arqueológicas, sin embargo la rehabilitación se llevó a cabo, y fue inaugurada en enero de 2011 sin que se realizase el estudio pertinente.

Desde hoy, se intenta paliar esta situación y se realizan catas tanto en el subsuelo, como en los muros de la planta baja donde se halla el ascensor. Con ello, se conseguirá documentación arqueológica de esta zona del edificio que podría aportar nueva información básica sobre sus elementos constructivos y decorativos datados de los siglos XIII-XIV.

De hecho, cuando se realizaron las obras de rehabilitación con la construcción del nuevo ascensor, ya se encontraron algunos elementos de gran valor, que hoy están a la vista. Por ejemplo, en la primera planta de este hueco de escalera, se halla lo que parece parte de un gran arco arquitectónico. Con las excavaciones que se realizan estos días, se comprobará si realmente estas paredes esconden la base de este gran arco, que podría incluso ser un antiguo acceso al palacio.

En la segunda planta, se descubrió la cerámica de la antigua Sala de la Cinta entre la sala de coronas y la sala dorada. Esta cerámica es de gran valor ya que data del siglo XIII, y se trata de la que se considera la sala más antigua del palacio.

A pesar de estos hallazgos durante las obras de rehabilitación, no se realizaron las excavaciones arqueológicas oportunas. Por ello, con los trabajos que se realizan estos días, en la sala donde se halla la planta baja del ascensor, podrían surgir nuevos elementos arquitectónicos o decorativos, similares a los aparecidos en las plantas superiores, que quedaron al aire.

“Es imperdonable que se realizara este tipo de obra de rehabilitación sin realizarse las catas arqueológicas oportunas, dadas las características del edificio del Palau Ducal. Y más, cuando desde Dirección General de Patrimonio ya se les advirtió del error”, ha manifestado el teniente de alcalde de Cultura, Vicent Gregori.

Con estas catas, se va a conseguir documentación arqueológica importante para el edificio ya que puede aportar interesantes datos sobre su construcción y posteriores rehabilitaciones. Además, se confirmará y estudiará los hallazgos que se realizaron durante la instalación del ascensor. Por ejemplo, en esta planta baja donde se ubica el ascensor, se encontró el paso a una antigua puerta que ahora será también estudiada.

“Una vez más, el gobierno del partido popular se ve obligado a reparar los errores de sus antecesores, que parece que realizaran sus tareas a salto de mata. Visto lo visto, no es de extrañar que la ciudad de Gandia, se encuentre en la situación actual, dada la nefasta gestión de los socialistas”, ha añadido Gregori.