El BLOC de Oliva propone medidas para mejorar la información a la ciudadanía


En el Pleno del Ayuntamiento de Oliva celebrado el pasado jueves 23 de febrero, entre otras cuestiones, el BLOC-Compromis propuso al gobierno municipal mejorar la comunicación con los ciudadanos.




 

El BLOC de Oliva propone medidas para mejorar la información a la ciudadanía

Por un lado, propuso que el Ayuntamiento planifique con la empresa distribuidora de electricidad el horario de los cortes del suministro, cuando se produzcan por motivos previsibles como reparaciones o mejoras del servicio, de manera que los trabajos se realicen fuera del horario comercial y de horas punta, para minimizar las pérdidas a los negocios comerciales y de hostelería, así como las molestias.

En este sentido, se propuso que la empresa o el Ayuntamiento notifiquen a los vecinos, por escrito y con antelación, el día y el horario de los cortes de calles o circulación.

Igualmente, también se propuso que el Ayuntamiento notifique a los vecinos, por escrito y con antelación, el día y el horario de los cortes de calles de zonas afectadas por celebraciones festivas, culturales, deportivas, o de cualquiera otro tipo.

Ya que el sistema actual de placas en la calle se ha mostrado insuficiente, teniendo como consecuencia numerosas denuncias en los vehículos de los vecinos por falta de información. Vicent Canet, portavoz adjunto del BLOC-Compromis, ha manifestado que se trata de dos acciones muy sencillas, fácilmente ejecutables y con un coste muy pequeño, que mejoraría la calidad de vida de los ciudadanos. Y aunque parezca extraño que un Ayuntamiento como el de Oliva no las aplique en la actualidad, en algún momento deberá empezar ha ponerlo en práctica.

Para el BLOC-Compromis, este tipo de políticas de comunicación a la ciudadanía, son bastante más económicas y tienen prioridad sobre otras de cariz más propagandístico que informativo, como el famoso periódico de información municipal, publicado por sorpresa por el gobierno del PP, sin consenso y donde las fotos de Chelo Escrivá ocupan las ¾ partes del espacio, sin que aparezca ni tan siquiera el número de teléfono del Ayuntamiento.