El Alcalde ofrece la gestión de las guarderías a las trabajadoras


La fórmula legal sería mediante la constitución de una cooperativa.
En cualquier caso, la titularidad de les escoltes continuaría siendo municipal.
Más de 200 personas se dieron cita en la Casa de la Cultura en una reunión donde también estuvo la concejal de Educación, Marta Cháfer, y el director general de Políticas Educativas, Rubén Malonda.




 

El Alcalde ofrece la gestión de las guarderías a las trabajadoras

El Alcalde de Gandia, Arturo Torró, se reunió anoche con los padres y madres de alumnos y educadoras de las guarderías municipales y los representantes sindicales, para anunciarles la marcha atrás en la privatización de las guarderías municipales y su propuesta para que las educadoras de los 8 centros públicos de la ciudad formen una cooperativa que gestione las guarderías de Gandia con el objeto de que sigan teniendo titularidad municipal. Si esto no saliera adelante, el Ayuntamiento de Gandia volvería a sacar las guarderías a concurso público.

Las propuestas del primer edil, así como su talante predispuesto al diálogo y a la negociación con las partes implicadas, fueron muy bien acogidas por todos.

El objetivo final es alcanzar una fórmula satisfactoria para todas las partes y que sea un modelo sostenible que permita reducir el déficit de un millón de euros que acumulan los centros educativos de la ciudad ducal a cambio de la puesta en marcha de este modelo de gestión.

El gobierno de Gandia dará marcha atrás a la privatización de las guarderías municipales, ya que no concurrirán empresas privadas para su gestión tal y como se había estipulado en un primer momento. El Alcalde de Gandia, Arturo Torró, propuso en la reunión de ayer ante alrededor de 200 padres, trabajadores y representantes sindicales en la Casa de Cultura Marqués de González de Quirós que sean las educadoras de los 8 centros públicos quienes formen una cooperativa.

La primera de ellas es la reducción de los salarios de las educadoras. Para ello, el gobierno propone que se adhieran al convenio general del Estado en vez de al acuerdo municipal. Desde el gobierno local consideran excesivos los sueldos de las profesionales y, sobre todo, de los directores de cada centro. Torró también considera injusto que padres con rentas más bajas paguen lo mismo por la escolarización que otras familias con más recursos. Además, el ejecutivo local plantea que haya un solo director para las 8 guarderías y, en cada centro, un encargado que será un funcionario. En esta línea de optimizar recursos, también cabría la posibilidad de cerrar alguna guardería municipal.

La propuesta también contempla un aumento de la mensualidad de 25 euros por niño, de manera que por cada alumno se pagaría 100 euros al mes en vez de los 75 actuales. Otro de los puntos es el pago del material escolar con una tarifa de 40 euros al año. El objetivo del gobierno es reducir el déficit de las guarderías de tal manera que el Ayuntamiento solo llegue a asumir unos 30.000 euros al año.

Después de las críticas de los sindicatos y a lo largo de la reunión el alcalde llegó a hablar hasta de 150.000 euros en referencia a la cifra que podría asumir el gobierno. Muchos padres se mostraron satisfechos con la propuesta porque las tarifas continúan siendo las más bajas de la Comunitat Valenciana, tal y como señaló el alcalde durante la reunión, ya que en Oliva pagan 128 euros al mes.

Durante el transcurso de la reunión, el primer edil presentó un informe completo, que poco a poco fue desarrollando, en el que se explicaba la situación real de les guarderías. En este sentido, el alcalde explicó la postura del Gobierno  por una educación de calidad y por ampliar el servicio impartido, pero dada la situación económica, explicó que es imposible mantener el déficit que generan los centros infantiles.

En la actualidad, la diferencia entre gastos e ingresos se sitúa en cerca de un millón de euros en  pérdidas, para mejorar estas cifras el alcalde propuso la reducción del déficit. En este sentido Arturo Torró explicó a los asistentes que “nosotros desde el Gobierno municipal tenemos que velar por todos los ciudadanos, y no sería justo que el total de la ciudadanía asumiese este millón de pérdidas”, para alcanzar un punto de equilibrio y lograr una prestación del servicio más eficaz y eficiente, se deberán adoptar varias medidas, en primer lugar un ajuste salarial de los prestadores del servicio al convenio aplicable (Resolución de 9 de marzo de 2010, de la Dirección General de Empleo, modificado por la Resolución de 5 de enero de 2012 de la Dirección General de Empleo), restablecer la tarifa del material escolar cifrada en 40 euros por año, dado que en la actualidad no se paga nada por este concepto,  incrementar en 20 euros la tasa de matricula anual, que pasaría a ser de 40 euros, y finalmente incrementar la tasa mensual en 25 euros, por lo que el coste sería de 100 euros. En este aspecto, tal y como aseguró el alcalde, pese a esta ligera subida la tasa mensual por alumno de les guarderías municipales de Gandia seguiría siendo de las más bajas de la Comunidad Valenciana, además, Arturo Torró mantuvo el compromiso de establecer una convocatoria de ayudas a las rentas más bajas.

Otro de los aspectos clave de la reunión fue la invitación por parte del primer edil de Gandia a las trabajadoras de las 8 guarderías de la ciudad para constituirse en cooperativa y asumir la gestión de los diferentes centros, que en todo momento continuarían siendo de titularidad municipal, en este sentido Arturo Torró aseguró que las trabajadoras obtendrían el respaldo total del Ayuntamiento para iniciar los trámites y desarrollar las labores de gestión, punto que fue aplaudido y valorado de forma muy positiva, “si vosotras consideráis que podéis hacerlo, y se de sobra que estáis preparadas para hacerlo de la mejor forma posible, la gestión será vuestra. La única condición es alcanzar unas cifras normales de déficit que el Ayuntamiento estaría dispuesto a asumir”, manifestó el alcalde.

Una vez finalizada la exposición por parte del primer edil, se abrió el turno de preguntas, los primeros en tomar la palabra fueron los representantes sindicales, que pidieron los datos y el informe elaborado por el Gobierno, así como poder participar en la negociación y sumarse a la invitación del alcalde para buscar una fórmula idónea para la gestión de los centros y lograr reducir el déficit.

El Alcalde se comprometió con los sindicatos a hacerles llegar todos los datos de los que dispone el ejecutivo y a “escuchar vuestra propuesta, tenéis todos los departamentos del consistorio abiertos para solicitar la información que consideréis conveniente” puntualizó Arturo Torró, quién extendió ésta invitación a los representantes de la plataforma de padres y madres de alumnos, así como a las trabajadoras de las guarderías, quienes también recibirán todos los datos y podrán participar en la búsqueda de un nuevo modelo de gestión no deficitario, dando de esta forma una vez más muestra del talante negociador del Gobierno, abierto a escuchar las diferentes propuestas y a consensuarlas de forma plural y transparente.