El PSOE de Gandia afirma que la expropiación de la Citroën es una compraventa maquillada


Vicent Mascarell dice que la compra ha sido impulsada por el propio Torró y se pactó con los propietarios antes de las eleccions.
“Es la primera vez que vemos tanta alegría en una expropiación a una actividad comercial en uso”, valora Mascarell.
Los socialistas pedirán por escrito conocer el expediente de la expropiación para saber qué contraprestaciones pagará Gandia.




 

El PSOE de Gandia afirma que la expropiación de la Citroën es una compraventa maquillada

El Grupo Municipal Socialista de Gandia ha denunciado hoy el secretismo con el que el gobierno Popular de Arturo Torró firmó ayer el convenio de expropiación con los propietarios del edificio de la Citroën donde irá ubicado el futuro retén de la Policía Local de la ciudad, con una gran falta de transparencia que para los Socialistas confirma que se trata de una operación de compraventa maquillada en forma de expropiación.

El Portavoz del PSOE de Gandia, Vicent Mascarell, ha asegurado que esta compraventa ha sido impulsada por el propio Torró y pactada con los propietarios del inmueble antes incluso de las elecciones del pasado mes de mayo.

Los Socialistas lamentan que, una vez más, los miembros de la oposición se tengan que enterar de una importante operación inmobiliaria a través de los medios de comunicación.

“Sólo así se explica que Torró rechace otros emplazamientos para el retén policial, incluso un terreno municipal ubicado a escasos metros”, ha dicho Mascarell, quien ha añadido que “a Torró le da exactamente igual donde ubicar el retén, lo que no le da igual es a quién le compra el local”.

Alrededor de las informaciones aparecidas hoy en los medios de comunicación, Mascarell ha comentado con ironía que “es la primera vez que vemos tanta alegría por parte de los expropiados en una expropiación forzosa y, más todavía, teniendo en cuenta que se trata de una actividad comercial en uso”. El concejal socialista ha explicado que estos procesos habitualmente son más dramáticos y difíciles de digerir por parte de los propietarios.

Por todo esto, Mascarell ha anunciado que el GMS solicitará por escrito conocer el expediente de expropiación para poder saber así las contraprestaciones que tendrá que pagar Gandia con el dinero de los impuestos de los ciudadanos para pagar, en tiempos de crisis y con el argumento de que no hay dinero para muchas cosas, una operación capricho de Torró.