El PSOE afirma que el gobierno mintió y sí recibió la auditoría del Síndic en noviembre


El 30 de diciembre, Guillermo Barber negó haber recibido el informe que contradecía las cifras de la auditoría de Deloitte, mientras que la tenía desde el 21 de noviembre.
Orengo reitera que no recibió el informe y asegura que Soler ha venido a confirmar lo que él ya dijo: que el Síndic remitió una copia a Orengo y que alguien, interesadamente, impidió que le llegara.
El portavoz socialista vuelve a explicar que el incremento de funcionariado interino se debe a la red de escoletes y el de contratos temporales, al PactSafor.




 

El PSOE afirma que el gobierno mintió y sí recibió la auditoría del Síndic en noviembre

El PSOE afirma que el gobierno del PP mintió y sí que recibió la Auditoría del Síndic en el mes de noviembre, pero lo ocultó con la intención de que los Socialistas no pudieran defenderse ante el organismo de la Generalitat Valenciana y para que cifras de su auditoría encargada a Deloitte (y pagada con 70.000 euros de los gandienses) no quedaran en entredicho por una administración pública que también controla el PP.

Para el PSOE, se trata de una trampa y una irresponsabilidad muy grave, y ya han presentado una queja formal ante la Sindicatura de Cuentas para que conozcan la manera de actuar del PP.

El ex Alcalde de Gandia, José Manuel Orengo ha insistido en que mientras los Populares no enseñen un acuse de recibo firmado por algún miembro del Grupo Municipal Socialista sobre que sí recibieron dicho informe, el gobierno municipal estará mintiendo a la opinión pública.

El gobierno municipal de Gandia, dirigido por el PP de Torró, ha confirmado en rueda de prensa que mintió en reiteradas ocasiones a la opinión pública y a la oposición cuando negaron haber recibido la auditoría de la Sindicatura de Cuentas antes de hacer pública la de Deloitte. Tal y cómo ha demostrado hoy el portavoz del gobierno y ya lo hicieron los socialistas el pasado viernes, este informe público entró en el ayuntamiento el día 21 de noviembre.

A pesar de haber llegado el informe en esta fecha, en el mes de diciembre, entre otras veces el día 30, el concejal de Economía y Hacienda, Guillermo Barber, negó en reiteradas ocasiones que el resultado de este informe hubiera llegado a sus manos, y aseguró que cuando llegaran, los haría públicos. Pero lo cierto es que si la Sindicatura no la hubiera hecho pública el pasado jueves, hoy no se conocería esta auditoría. De hecho, Torró se mostró sorprendido al recibir un informe que conocía desde hace tres meses.

Además, la documentación aportada hoy por los miembros del gobierno confirma también que, efectivamente y tal y como dijo el portavoz del Grupo Municipal Socialista, José Manuel Orengo, una copia de este informe llegó a su nombre. Lo que no ha podido demostrar el gobierno es que esta copia llegara a manos de Orengo, según ha insistido el portavoz socialista “porque no ha llegado nunca; se encargaron de firmar y esconderla en un cajón de forma interesada”.

Para Orengo, toda esta operación repleta de mentiras y actitudes desleales hacia la ciudad se debe a un motivo claro: “esconder una auditoría que contradice las cifras que ellos cocinaron con Deloitte con la voluntad interesada de criticar la gestión anterior”. Una voluntad que también ha llevado al gobierno de Torró, según Orengo, a “esconder este informe del Síndic y a no dejar que ni técnicos municipales ni miembros del Grupo Socialista presentaron alegaciones aclarando las dudas que presentaba el informe”.

Por último, el portavoz socialista ha vuelto a insistir en que el informe del Síndic “es positivo” y ha desmontado los datos dados por la responsable de personal, Ana Penalba, reiterando que el aumento de funcionarios interinos se justifica en la puesta en marcha de las escoletes y el incremento de contratos temporales en el PactSafor, desmintiendo así las acusaciones de enchufismo que, desafortunadamente, ha realizado Penalba.