Las unidades B y D2 a punto de finalizarse en Villalonga


Después de casi una década, los problemas derivados de las fallidas de la constructora y del retraso en el pago de las certificaciones han quedado resueltos.




 

Las unidades B y D2 a punto de finalizarse en Villalonga

Las persistentes gestiones de la Alcaldía de Villalonga desde que empezó esta nueva legislatura han dado sus frutos finalmente y pronto las unidades afectadas podrán recibir formalmente por el Ayuntamiento totalmente acabadas. Hablamos de las unidades de derecha a izquierda de la entrada del pueblo paralizadas desde hace tiempo donde ya se están desmontando las torres aéreas del cableado eléctrico.

Como es habitual en la urbanización de nuevas unidades de actuación, los últimos trabajos y trámites son los relacionados con la instalación eléctrica del alumbrado público, siendo preceptivo para poder recibir las obras y con eso integrar los nuevos espacios urbanizados en el caso urbano municipal, cumplir con determinados trámites y superar las revisiones pertinentes por Organismos Certificadores Autorizados y la propia Iberdrola. La colaboración municipal para superar los daños ocasionados por los robos y el deterioro de las instalaciones de los últimos años ha permitido, junto al trabajo de las empresas instaladoras, finalizar con éxito la construcción de ambas unidades y resolver el grave problema originado para los propietarios y el propio desarrollo del pueblo.

El alcalde, Enric Llorca ha manifestado su satisfacción por poder dar prácticamente por concluido un conflicto urbanístico nada fácil de resolver dadas las circunstancias, así como su voluntad para que el área de urbanismo aborde lo más pronto posible los trabajos de adecuación de los viales y zonas verdes comunes de las nuevas unidades para dotarlas de un aspecto normalizado de acuerdo con el resto del casco urbano de Villalonga.