Villalonga acaba con el conflicto urbanístico generado en las unidades B y D2


El primer edil está satisfecho con esta buena noticia que acaba prácticamente con un conflicto que parecía enquistado.




 

Villalonga acaba con el conflicto urbanístico generado en las unidades B y D2

Tras casi una década de espera y de problemas derivados de la falta de respuesta por parte de la constructora adjudicataria y del retraso en el pago de las certificaciones, el Gobierno de Villalonga encabezado por Enric Llorca ha resuelto el conflicto urbanístico generado en las unidades B y D2. Una problemática que había generado una severa incomodidad para los propietarios y para el propio desarrollo del municipio. Según Llorca estas unidades están a punto de finalizar con los últimos trabajos y trámites relacionados con la instalación eléctrica de alumbrado público, integrando, de esta forma, los espacios urbanizados con el casco urbano municipal. Para llegar a este punto se ha tenido que proceder de forma correcta con determinados trámites para superar las revisiones pertinentes de los Organismos Certificadores Autorizados y de Iberdrola.