Gandia notifica los despidos al personal de las escoletes


Desde el sindicato UGT criticaron las formas en las que se realizó dicho trámite.




 

Gandia notifica los despidos al personal de las escoletes

El Ayuntamiento de Gandia notificó ayer a las 34 trabajadoras de las guarderías públicas de Gandia su amortización a través de la Policía Local. Agentes del cuerpo se personaron ayer en las guarderías municipales para presentar los expedientes de amortización a los profesores de estos centros educativos, que dejarán de ser personal municipal, tal y como ya se aprobó en pleno y como ya anunció la responsable de Personal del Consistorio, Ana Penalba.

Desde el sindicato UGT criticaron las formas en las que se realizó dicho trámite, tanto por el hecho de que los agentes de policía se hayan personado en los centros como sobre todo por el hecho de que haya sido precisamente el último día antes de las vacaciones de Semana Santa de las trabajadoras.

El representante sindical de UGT en la Safor, Andrés Bertó, señaló que las empleadas cuentan ahora con un plazo de 10 días para recurrir, pero que, al coincidir con las vacaciones de Semana Santa, dificultará este proceso, por lo que el sindicato reclama que se paralicen los plazos.

Pese a la notificación de los despidos, UGT exige al Alcalde de Gandia que se vuelva a negociar el futuro de la gestión de las guarderías y sobre todo de las trabajadoras a partir del curso que viene.

En la sesión plenaria del Ayuntamiento de Gandia de esta mañana han estado manifestándose de forma pacifica algunos miembros pertenecientes a la Plataforma de Guarderías públicas de la ciudad de Gandia, quienes mediante impresos han declarado que quieren negociar Guarderías Públicas. Respecto a este tema, tanto PSOE como Bloc han preguntado al gobierno sobre sus intenciones.

Además, Liduvina Gil, portavoz del grupo municipal socialista ha querido recordar al alcalde de Gandia que él mismo dijo que se mantendrían los puestos de trabajo a unas trabajadoras que ayer tuvieron que firmar una comunicación que les trajo un policía sin leerla antes.

El alcalde de Gandia, Arturo Torró, ha declarado que esta comunicación no era una carta de despido, era solo una notificación para informarles de que se va a intentar para mantener el puesto de trabajo de todas las educadoras cambiando el sistema de ahora por una Empresa Pública.
El primer edil de la ciudad de Gandia ha mostrado su interés por volver a sentarse con las trabajadoras en la mesa de negociaciones pero es él quien pondrá las condiciones.