Los Hosteleros en pie de guerra contra los meteorólogos


En líneas generales, la Federación señala que la afluencia de publico ha sido alta y los paseos marítimos y Valencia ciudad han tenido muy buen ambiente.




 

Los Hosteleros en pie de guerra contra los meteorólogos

La Federación Empresarial de Hostelería de Valencia (FEHV) ha denunciado los efectos negativos que han tenido las "malas" y "desproporcionadas" predicciones meteorológicas en la campaña turística de Semana Santa, que según afirma han provocado una caída del 10% en los desplazamientos por carretera hacia el litoral, especialmente sobre los turistas madrileños.

Los hosteleros reclaman un cambio en el enfoque de la información meteorológica, porque siempre presta una mayor atención a los fenómenos meteorológicos mas extremos, que a su vez, son los más excepcionales durante estos días, lo que acaba generando una alarma ciudadana innecesaria que perjudica seriamente al sector del turismo en general.

Según advierte en un comunicado, la Federación Empresarial de Hostelería de Valencia ha denunciado que la reiteración en la información negativa y la insistencia en la suspensión de procesiones por condiciones adversas, han terminado provocando un efecto disuasorio de visitantes.

En el caso de la Comunidad Valenciana, y particularmente en la provincia de Valencia, las predicciones han sido notablemente negativas, y no se han correspondido con la climatología real, que ha sido típicamente primaveral, con temperaturas agradables y chubascos de escasa identidad y duración.

Este sector cree necesario activar un debate riguroso y especializado sobre las predicciones meteorológicas capaces de aportar una información dinámica y adaptada a las diferentes realidades territoriales, y que incorporen nuevos indicadores como la intensidad, horario y duración de las precipitaciones o las temperaturas medias diarias.

Respecto a esta campaña, las escapadas cortas (uno o dos días) y el excursionismo han sido las que mejor han funcionado, mientras que las segundas residencias han sufrido un ligero retroceso "por todas las razones expuestas".

A pesar de la mala situación económica, el balance final de todos estos días ha sido mejor de lo esperado inicialmente, especialmente en los destinos de turismo local y familiar, como Cullera, El Perelló o Canet, que han conseguido mantener los resultados de 2011 y, en menor medida, la Safor o Valencia capital.