Renfe invierte 250.000 euros en la Estación de Gandía


Los nuevos equipos incorporan un chip que permite abrir los flaps a una pequeña distancia, sin necesidad de sacar el billete. La terminal ferroviaria de la capital de La Safor se convierte en la estación piloto para la aplicación de este nuevo sistema




 

Renfe  invierte 250.000 € en la instalación de nuevos equipos para el control de accesos en la estación de Gandía. Esta acción se enmarca dentro del proyecto general de implantación del control de accesos del núcleo de Valencia. La terminal ferroviaria de la capital de La Safor se ha convertido en la estación piloto de este proyecto. Las características técnicas, por ser una terminal subterránea con una única salida por cada andén, permiten la instalación de estos modernos equipos.

 

Los equipos de control son Flaps de última generación dotados con puerta de cristal. El núcleo de Valencia es la primera zona de la red de los servicios de Renfe Cercanías donde se van  a instalar estos equipos.

 

Los nuevos equipos, además de estar dotados de la tecnología de banda magnética, incorporan como gran novedad los lectores de tarjeta sin contacto. Estas tarjetas que serán el soporte para los títulos de transporte  llevan montado un chip que permite abrir los flaps a una pequeña distancia, sin necesidad de sacar el billete de la cartera o bolso.

 

Por otra parte, los flaps incluyen una tecnología con la que cada uno de los equipos está conectado con el centro de control o cualquier usuario autorizado a través de la red, lo que permite una manipulación remota desde cualquier terminal.

 

La estación de Gandía contará con dos baterías de 5 pasos cada una en la salida de las escaleras que comunican los andenes con el vestíbulo. Cada una de estas baterías cuenta con un paso adaptado para personas de movilidad reducida con un ancho superior al resto. Además se ha instalado otro equipo de estas mismas características en el andén de la vía 1 para las personas que quieran utilizar el ascensor que comunica las dos plantas.

 

Más de 5,7 millones de viajeros utilizaron los trenes de Renfe Cercanías en la línea que une Gandía con Valencia durante 2005, lo que supuso 430.000 nuevos clientes durante el pasado ejercicio. El tren fue utilizado, concretamente, por 5.780.000 personas como medio de transporte en la citada línea, con un incremento del 8,14 por ciento con relación al año anterior.

 

Estos datos suponen la consolidación de un sistema, que sigue compitiendo con unos niveles de calidad de servicio que mantienen su consideración como uno de los modos de transporte público más valorados. Una servicio que cuenta  con un índice de puntualidad del 98,2 por ciento.