El PSOE de Gandia denuncia que dos fichajes estrella de Torró abandonan el gobierno


Los socialistas consideran las dos renuncias como un claro ejemplo de la crisis interna del gobierno del PP.




 

El PSOE de Gandia denuncia que dos fichajes estrella de Torró abandonan el gobierno

El Grupo Municipal Socialista de Gandia ha criticado el abandono del ejecutivo de Torró de dos “fichajes estrella” del PP para la presente legislatura, como los directores de las áreas de Bienestar Social y Educación, Javier Roche y Rubén Malonda. Los Socialistas aseguran que el motivo de esta espantada antes de que se cumpla el primer año de gobierno, se debe a diferencias con el gobierno y enfrentamientos con los concejales electos de cada departamento.

El PSOE denuncia que a pesar de los recortes que Torró aplicó a la oposición, justificándolos con la situación económica, no se han suprimido estos dos cargos, por lo que el PP se reserva la posibilidad de volver a abusar de poder y poner a dedo a dos personas afines al partido.

Según el PSOE de Gandia, estos abandonos son una demostración más de la crisis interna del gobierno local del PP, que todavía no ha parado de cambiar a sus miembros y cargos en menos de un año desde que alcanzó la alcaldía de la capital de la Safor.

Por su parte, el gobierno municipal del PP ha contestado a las críticas del PSOE en la voz de su portavoz, Ana Penalba, asegurando que el Alcalde Arturo Torró hará cuantas remodelaciones de gobierno considere necesarias para optimizar los recursos del consistorio, tal y como anunció en su día el PP respecto al ajuste económico que necesitaba la ciudad ducal para afrontar la penosa situación económica en la que el PSOE dejó las arcas municipales.

Además, Penalba ha agradecido la labor realizada por Javier Roche y Rubén Malonda desde el gobierno municipal, pero había que tomar esta decisión para seguir con los reajustes económicos que requería el equipo de gobierno municipal.

El PP ha desmentido las críticas del PSOE y su denuncia de que no se habían suprimido estos dos cargos y el PP se reservaba la posibilidad de volver a colocar a dedo a dos personas afines a su partido, asegurando que el gobierno no sustituirá a estas dos personas por ninguna otra.