Ariel Rot presenta su último trabajo en Gandia


Un tributo al mejor rock español con quien fue líder de bandas míticas, como Tequila o Los Rodríguez Gandia.




 

#foto2der#La tercera actuación del ciclo Marquesa Concerts nos acerca tres décadas de excelente rock & roll de la mano de Ariel Rot. Quien fue líder de las míticas bandas, como Tequila o Los Rodríguez (del también argentino Andrés Calamaro) y autor de temas legendarios, como Rock & Roll en la plaza del pueblo o Salta!, presenta, en Gandia, su último disco titulado Ahora piden tú cabeza, considerado por la crítica como uno de los trabajos discográficos más completos y fascinantes de la música española de los últimos años, por sus melodías, las letras, la interpretación, los arreglos y la producción. Se trata de un álbum apto para ser fruto para cualquier persona, pero especialmente apetitoso para los más exigentes melómanos de rock.

 

#foto3izq#Con Ahora piden tú cabeza, Ariel Rot, una de las leyendas esenciales del rock español, está labrando un camino radicalmente personal, una senda repleta de cultura musical, llena de toda esa buena música que él ha escrito e interpretado, durante tantos años, al frente de grupos como Tequila o Los Rodríguez y, después, en solitario. Una sabiduría maestra a la cual llega transformando en rock contemporáneo la música popular de las dos partes del Atlántico. Ariel Rot es uno de los pocos músicos que, cada día, delante del espejo, puede decir que es coherente consigo mismo, que la decencia y el orgullo de un creador pasa por ser honesto con su trabajo y con sus receptores.

 

#foto4der#Ariel Rot hace mucho tiempo que tiene claro su objetivo: dar lo mejor de si mismo en cada nuevo capítulo discográfico, entregándose totalmente. Unas veces la cosa sale mejor que otras y, excepcionalmente, el resultado marca un punto y a pate. Y su última creación, Ahora piden tú cabeza, parece precisamente esto: un excepcional punto de inflexión, en el cual la gráfica creativa llega a la cumbre más alta. El disco esconde verdad en cada cuidadísima nota, en cada inmejorable verso. En cada una de las luminosas once canciones, se descubre una tarea realizada con extrema cura y afecto. Con él, Ariel Rot se sitúa junto a los grandes nombres del rock internacional, ofreciéndonos un disco que nos mira a los ojos, de frente, y que nos demuestra que el autor entiende la música como una expresión artística y personal, y no solamente como un simple pasatiempo.