Gandia tapia una vivienda que estaba ocupada ilegalmente en el distrito de Corea


Los vecinos, hartos de la situación, pusieron en conocimiento del Ayuntamiento de Gandia lo que ocurría en el edificio.
Los ocupantes carecían de suministro eléctrico y agua y habían arrancado sanitarios, tuberías y muebles.




 

Gandia tapia una vivienda que estaba ocupada ilegalmente en el distrito de Corea

El alcalde de Gandia, Arturo Torró, y la presidenta de la Junta de Distrito de Corea, Luisa Laporta, han sido tajantes a la hora de señalar su preocupación por la ocupación ilegal de viviendas que han proliferado en diversas zonas de la ciudad y que están siendo foco de problemas de convivencia tanto en los edificios donde se hallan ubicadas estas viviendas como con el propio vecindario de la calle o el distrito donde se encuentran.

Para el alcalde de Gandia, “no es un problema concreto de una zona determinada, sino que se está detectando que estos pisos son ocupados de forma ilegal y que, en ocasiones, sirve como base de operaciones de grupos de delincuentes, donde almacenan o esconden objetos obtenidos de forma ilícita, se está expandiendo por la ciudad y creando malestar y problemas con el vecindario”.

La presidenta del distrito de Corea, Luisa Laporta, acompañada por efectivos de la Policía Local de Gandia accedieron ayer a la vivienda y procedieron a su tapiado para que no vuelva a ser ocupada ilegalmente por personas. Laporta ha señalado que “desde el ayuntamiento se está al lado de los vecinos de todos los distritos, y en este caso del de Corea, para estar vigilantes ante la ocupación ilegal de pisos y así poder mantener la legalidad vigente”.

Así las cosas, la concejala ha explicado que la vivienda en cuestión está ubicada en la calle Poeta Lorente y ”los vecinos solicitaron ayuda” ante la situación en la que estaban viviendo por lo que “desde el ayuntamiento se les prestó, en colaboración con la Policía Local, la cual realiza antes de actuar, toda la investigación necesaria para poder llevar a cabo el desalojo, e invita a sus ocupantes a abandonar el piso. Un piso que he podido corroborar que no cumple los requisitos necesarios de habitabilidad en condiciones dignas” ha explicado la concejala Laporta.

No obstante, este tipo de vivienda problemática que hasta ahora sólo se había detectado en el distrito del Raval, se extiende también por otras zonas y, según la presidenta de la Junta de Distrito de Corea, “son pisos en los que se realizan actividades que merman la convivencia de las fincas donde existen viviendas de estas características” por lo que se recuerda a los vecinos que, en caso de detectarse viviendas ocupadas ilegalmente pueden ponerlo en conocimiento de la junta de distrito donde residen o a través del ayuntamiento o Policía Local.

Luisa Laporta no ha dudado en señalar que “no se va a consentir que los vecinos del barrio de Corea vean que su seguridad corre ningún tipo de peligro y por ello, pueden estar tranquilos que se realizarán todas las actuaciones necesarias para que el barrio de Corea sea un barrio tranquilo y seguro” ha explicado la edil.

La vivienda de la calle Poeta Lorente, carecía de suministro eléctrico y agua potable, y los ocupantes ilegales han destrozado sanitarios, tuberías y muebles, pernoctando en grupo y haciendo sus necesidades básicas en habitaciones del inmueble, repletas de basura y efectos procedentes de hurtos. En el edificio en cuestión, habitan familias que han visto cómo poco a poco el edificio ha ido deteriorándose a consecuencia de la ocupación ilegal, por lo que, una vez puesto en conocimiento de las autoridades, el Ayuntamiento de Gandia ha actuado en consecuencia y, desde ayer, el acceso a esta vivienda está tapiado y se someterá a un seguimiento por parte de la Policía Local.