La voz de La Oreja de Van Gogh, se quedó sin voz en el primer concierto de gira


La voz de La Oreja de Van Gogh, Amaia Montero, se fue quedando sin voz poco a poco en el concierto que ofreció en Salamanca el conjunto donostiarra, como inicio de su gira ''Guapa'', nombre que da título a su último trabajo con el que el grupo celebra su décimo aniversario.




 

La dolencia de garganta, que la solista acusó aún más al principio del único bis del concierto, fue disculpada por los miles de fans que abarrotaban el multiusos "Sánchez Paraíso", no sin que antes Amaia diera las gracias y se despidiera con un "hasta siempre".

Pero La Oreja de Van Gogh, durante los 90 minutos que duró su actuación, se ganó el calor y el entusiasmo de un público que coreó en multitud de ocasiones las letras de la más de una veintena de canciones que el grupo interpretó ante una temperatura de justicia, de la que incluso se quejó Amaia.