El Pleno da luz verde al anteproyecto de la plaza Elíptica


El Ayuntamiento de Gandia ha realizado un Pleno Extraordinario con el objetivo de abarcar dos iniciativas, por una parte la creación del consejo de la nueva Agencia de la Vivienda y por otrp la aprovación de un estudio de viabilidad económico-financiero y el anteproyecto de un aparcamiento subterràneo en la plaza Elíptica.




 

El Ayuntamiento de Gandia ha abordado mediante un Pleno Extraordinario, dos temas importantes para la ciudad. Por una parte, la creación del consejo de la nueva Agencia de la Vivienda, que ha sido ratificado por prácticamente el conjunto del consistoria, a excepción del concejal Joaquín Faus; y por otra, la presentación y aprovación del estudio de viabilidad economica-financiera y el anteproyecto subterráneo de la plaza Elíptica.

En este sentido, el concejal de Proyectos de Ciudad, Josep Miquel Moya, ha asegurado que se lleva trabajando en esta iniciativa urbanística desde hace un año ya que se pretendía encontrar la mejor solución a este barrio saturado tanto en la parcela automovilística como humana. Por esta razón, ha indicado que aunque agradece la propuesta del PP de peatonalizar la zona, después de analizar el proyecto se ha determinado que es inviable tanto a nivel económico como material en el momento actual.

Finalmente, y con el voto en contra del Partido Popular, el Gobierno municipal y el concejal no adscrito, Joaquín Faus han ratificado el proyecto presentado por el concejal de Proyectos de Ciudad.#foto2der#

Con posterioridad al Pleno, el lider del Partido Popular de Gandia, ha realizado una rueda de prensa para explicar que peatonalizar la plaza Elíptica no tendría ninguna afección sobre el tráfico, ya que las rondas de circunvalación que se están realizando en Gandia, absorverían el tráfico de esa zona. Referente al arbolado que existe actualmente en la plaza, ha puntualizado que podría trasplantar a la nueva zona peatonal sin ocasionar ningun poblema sobre la población vegetal de la plaza. #foto3izq#

Desde el Gobierno, se apuntaba como dos grandes problemas a la peatonalización, el gran coste económico que supondría y la dificultad para acceder a las viviendas y aparcamientos de la zona para por ejemplo, labores de carga y descarga o el paso de una ambulancia.  Desde el PP se señala que el coste económico sería totalmente asumible y que la peatonalización sería "blanda" permitiendo el acceso a los propietarios en los casos en que se necesitara.