El Gobierno de Gandia lamenta que el PSOE pida que no se cumpla la ley en los plenos


El portavoz, Víctor Soler, sorprendido por la solicitud de un licenciado en Derecho como es Vicent Mascarell, para que no se haga cumplir el ROPLE.

Soler ha recordado que tanto Orengo como Mascarell han estado acostumbrados a hacer lo que les venía en gana y ahora no les gusta cumplir la ley.




 

El Gobierno de Gandia lamenta que el PSOE pida que no se cumpla la ley en los plenos

El portavoz del Gobierno, Víctor Soler, ha contestado a las manifestaciones del concejal socialista, Vicent Mascarell, respecto al control del tiempo en las intervenciones en los plenos lamentando que “la persona que fuera concejal de Policía en la anterior legislatura sea la misma que quiera saltarse la norma y que no se cumpla la ley” dado que el control de las intervenciones está regulado por el nuevo reglamento que aprobó el Pleno del Ayuntamiento de Gandia (ROPLE). Por lo que, desde el Gobierno no se puede entender que “un licenciado en Derecho pida al alcalde que no haga cumplir la normativa aprobada por el Pleno en octubre y que entraba en vigor el pasado 28 de abril”.

Soler ha pedido a la desnortada oposición del PSOE, “un poco de seriedad en el trabajo, dado que el reglamento se debatió y quedó aprobado” por lo que para el portavoz del Gobierno “tanto Orengo como Mascarell han estado acostumbrados a hacer lo que les venía en gana cuando gobernaban y cuanto más hablaban más tonterías decían en los plenos, y ahora ya no es lo mismo. No se han dado cuenta todavía, un año después, que ya ni gobiernan ni reinan”.

Por último, el portavoz del Gobierno ha recordado que “la incapacidad de los socialistas ha quedado en evidencia dado que, con este tipo de actuaciones, demuestran el poco apego a la legalidad que tienen quienes durante 28 años dirigieron los destinos de esta ciudad y nos han llevado a la ruina. Si hubieran aplicado la ley en todo lo que han hecho, no estaríamos buscando documentos del Crucero de los Borja ni tendríamos que atender a diario la larga cola de proveedores que no han cobrado hasta que no ha llegado el Partido Popular”.