El paro sube en La Safor en mayo


El inicio de la temporada turística en la Safor no ha frenado la elevada tasa de desempleo.




 

El paro sube en La Safor en mayo

La comarca cuenta con 246 parados más que en abril, y las listas del INEM registran a 19.351 personas sin trabajo.

En Gandia el número de desempleados también se incrementa, pese a que el pasado mes descendió. La ciudad cuenta con 9.137 parados, a pesar de que Gandia cuenta con una importante oferta turística y de ocio, pero el sector parece que no ha ayudado a rebajar la tasa en las últimas semanas. El sector que más parados reúne en mayo es Servicios con 6.562 personas sin empleo. Le siguen la Construcción (con 1.266 parados) Industria (con 881 desempleados) y Agricultura (con 275).

Estas cifras han puesto en alerta a los partidos de la oposición de Gandia, que reclamaron a los gobiernos del Partido Popular de todas las administraciones que impulsen políticas para frenar la sangría del desempleo que no cesa con la llegada del verano.

Desde el PSOE afirmaron que la subida de la tasa rompe con la tónica de los 3 últimos años, según la cual el paro bajaba en mayo mostrando el inicio de la temporada estival. Y lamentaron que en Gandia no se haya repetido la tendencia nacional y autonómica de descenso del número de parados, por lo que consideran alarmante que la tasa suba en la ciudad cuando baja un 0,63% en España y un 0,42% en la Comunitat. Según la concejala Socialistas Ana García, en Gandia el desempleo se incrementa un 0,5%, por lo que reclamó al gobierno del PP de Gandia que dedique más esfuerzos para cumplir su promesa electoral de ‘Ahora Empleo’. García aseguró que ha quedado demostrado que la llegada del PP al Gobierno del Estado no suponía automáticamente, como parece que esperaban, una mejora de las condiciones de vida y que se necesitan mucho más que palabras a la prensa para generar trabajo.

Por otra parte, desde el BLOC-Verds Compromís de Gandia tildaron de alarmante este incremento, ya que mayo siempre ha sido un mes positivo para la creación de empleo. El concejal Facund Puig aseguró que esta subida evidencia la parálisis absoluta del Gobierno de la Generalitat que se ha desentendido de una manera vergonzosa de cualquier medida para la creación de trabajo dando la espalda al drama de miles de familias valencianas, muchas de ellas con todos sus miembros parados.

Afirmó que la reforma laboral impulsada por el Gobierno de Rajoy está siendo un auténtico motor de destrucción de puestos de trabajo, y es inadmisible que el PP niegue la realidad y como las políticas de recortes y ajustes centradas sólo en contener el déficit están ahogando la economía. Para el BLOC, necesitamos políticas de estímulo por parte de las administraciones para volver a crear trabajo, es una medida que sólo los neoliberales más radicales se niegan a aceptar.
Desde el gobierno local indicaron que en Gandia el desempleo en mayo ha sido 0,8 puntos inferior al de la Comunitat, y que están trabajando para reforzar los meses en los que se produce un mayor descenso de contrataciones. La responsable de Empleo, Ana Penalba, recordó que en abril, cuando el paro descendió, desde el gobierno se dijo que eran cifras que se cogían con optimismo y cautela, y agregó que no sería de extrañar, que a partir de ahora se entrara en movimientos oscilantes de cara a la temporada de verano, y que hubiera un endurecimiento de las condiciones a partir de septiembre.
De ahí la importante apuesta de 2,5 millones de euros para el Plan de Empleo, para así poder ofrecer ayudas de cara a prolongar y aumentar las contrataciones.

En las principales poblaciones de la Safor el paro también ha subido. En Oliva sólo han sido 3 personas más, ya que hay 2.883 desempleados. En Tavernes la tasa pasa de 1.904 a 1.959 parados. En Xeraco se alcanzan los 513, en la Font se llega a los 440 y en Bellreguard a los 525.

En Villalonga algunas personas han encontrado un empleo, ya que de los 444 parados de abril se ha pasado a 433 en mayo.

Ante estos datos, el Secretario General de UGT de la Safor, Raül Roselló, dijo que es ineludible el cambio de objetivos de la política económica, tanto autonómica como estatal, recuperando el crecimiento y el empleo como ejes fundamentales, y basados en una mayor cohesión social.