El retraso de los permisos de Costas deja a la playa de Gandia sin baños


El gobierno de Gandia hace varias semanas retiró los 21 chiringuitos con la finalidad de ubicar los 12 nuevos. Y con ellos, también desmanteló los aseos que dependían de dichas instalaciones.




 

El retraso de los permisos de Costas deja a la playa de Gandia sin baños

Los bañistas que acuden estos días a tomar el sol a la capital de la Safor se están encontrando con un importante inconveniente: no hay ni un solo baño público donde puedan hacer sus necesidades en los cuatro kilómetros de arena.

El gobierno de Gandia hace varias semanas retiró los 21 chiringuitos con la finalidad de ubicar los 12 nuevos. Y con ellos, también desmanteló los aseos que dependían de dichas instalaciones.

La temporada de baño para aguas marítimas es del 1 de junio al 15 de septiembre, con lo que ha pasado una semana y la playa está desprovista de estos elementos.

El problema es que la Demarcación de Costas todavía no ha otorgado los permisos para la instalación de los chiringuitos, los cuales van acompañados de los cuartos de baño. Costas aseguró ayer que estas unidades están en fase de tramitación, y a la espera de los informes correspondientes para resolver el expediente. En Costas no se aventuran a dar una fecha para la concesión de la licencia pese a que el gobierno de Gandia proclamó que estarían en funcionamiento para el ya pasado puente de mayo.

El concejal delegado de Playas del Ayuntamiento de Gandia, Pepe Just, solicitó ayer a Costas celeridad para otorgar la autorización y confió en que este documento estará en breve. El Ayuntamiento de Gandia ha hecho todos los deberes; ahora falta que Costas mueva ficha.

Mientras llega el permiso, Just pidió paciencia porque este proyecto se impulsa con la finalidad de mejorar la estética, la calidad y los servicios de la playa de Gandia, los cuales antes estaban obsoletos. Asimismo, el edil popular anunció que está prevista la instalación de un total de 22 aseos.

Por otro lado, el PSOE solicita al gobierno la paralización de las obras para soterrar los contenedores en primera línea de la playa de Gandia y que no se espere al 1 de julio para dejar los trabajos. Según agregaron, las tres perforaciones realizadas perjudican a los hosteleros por el ruido, el polvo y por la obstaculización del paso por la acera, no habiendo espacio para tránsito de sillas de ruedas.