Las obras de la plaza de Espanya de Gandia se amplían para evitar inundaciones


Los servicios técnicos han detectado que las canalizaciones presentaban graves deterioros y se ha decidido renovarlas al mismo tiempo que se ejecuta la obra.
La nueva plaza tendrá más vida y será mucho más abierta e integrada en el espacio urbano permitiendo convivir peatones y vehículos.




 

Las obras de la plaza de Espanya de Gandia se amplían para evitar inundaciones

La directora general de Medio Ambiente, Servicios Urbanos y Proyectos, Clara Carbonell, y el concejal y presidente de la Junta de Distrito de Benipeixcar, Vicent Gregori, han dado a conocer, tras su visita a las obras de la Plaza de Espanya, que éstas han sido ampliadas para evitar inundaciones en la calle Castelló de les Gerres.

La actuación, en principio superficial, sobre la plaza Espanya, implicaba adecuar las aceras y alrededores, así como permitir el paso de peatones y vehículos restando el mínimo espacio de aparcamiento, de hecho, esta nueva plaza fue elegida por los vecinos.

La empresa adjudicataria ha procedido a levantar las aceras y ha detectado que las canalizaciones no estaban en buen estado y se deberían de sustituir. Tanto Carbonell como Gregori, se pusieron en contacto con la empresa Aguas de Valencia y ésta procederá a la mejora de la red de tuberías que discurren por la plaza Espanya.

Otro aspecto que mejorará tanto la plaza como la calidad de vida de los vecinos de esta zona de Benipeixcar serán las obras que se han iniciado en la calle Castelló de les Gerres, ya que se producían inundaciones a consecuencia de lo obsoletas y, en ocasiones, obstruidas canalizaciones. En la visita que Carbonell y Gregori han hecho a las obras, han constatado que se está trabajando en esta calle para mejorar este aspecto y evitar las inundaciones y ambos han destacado que esta mejora vecinal, será asumida también por Aguas de Valencia, y no conllevará sobrecoste alguno ni para la obra de remodelación de la plaza de Espanya ni para los propios vecinos.

Gracias a que los servicios técnicos han detectado estas situaciones se ha evitado que, en un futuro no muy lejano, se hubiese tenido que volver a levantar la zona para renovar o actuar sobre las canalizaciones, ahorrando así en costes y en problemas para el vecindario.