Gandia aprueba reducir un 3% los sueldos de los cargos públicos


El alcalde accidental del Ayuntamiento de Gandia, Víctor Soler, defendió la puesta en marcha de estas medidas restrictivas ante la crisis económica que está azotando el país.




 

Gandia aprueba reducir un 3% los sueldos de los cargos públicos

El pleno del Ayuntamiento de Gandia aprobó ayer con los votos a favor de los miembros del gobierno del Partido Popular, una reducción de los sueldos de los cargos públicos de un 3% y la eliminación de una dedicación exclusiva y una parcial para cada uno de los dos partidos de la oposición (PSOE y BLOC-Verds: Compromís).

Los Populares aseguraron que los cargos públicos son los primeros que tienen que tomar ejemplo en un momento de dificultades como el que se está atravesando.

Los Socialistas interpretan la medida de eliminar dedicaciones a la oposición como un castigo a los concejales Socialistas y nacionalistas porque, según el portavoz del PSOE, José Manuel Orengo, a Torró le molesta que la oposición haga su trabajo y critique los chanchullos que realiza. Para los socialistas, la demostración de que es una medida de castigo y no de ahorro está en el hecho de que los miembros del gobierno han rechazado, en reiteradas ocasiones, una propuesta presentada por los socialistas y según la cual, con una reducción lineal del 10% en los sueldos de los cargos públicos, se podrían mantener todas las dedicaciones y se realizaría un ahorro mayor que con la propuesta del PP.

Orengo recordó que cuando en la legislatura pasada se suprimieron dedicaciones a los concejales, se hizo rectificando una primera propuesta que dejaba en una situación complicada a algunos concejales del PP, que pudieron seguir con su trabajo porque rectificaron después de dialogar.

Por todo esto, los socialistas han lamentado que, con esta decisión tomada por Torró y avalada por sus doce concejales en bloque, Gandia está dando un paso atrás en la defensa por la democracia y la dignidad política, y supone la pérdida de un derecho de los concejales de la ciudad.

Orengo también criticó que la medida que el gobierno trata de disfrazar como medida de austeridad lo sea sólo para la oposición, dado que el gobierno no ha recortado ninguna dedicación del PP.

Los nacionalistas también están de acuerdo con la reducción del 3% de los sueldos públicos, pero consideran que es injusto que la eliminación de las dedicaciones se haya aplicado sólo a la oposición y no a los miembros del gobierno.