Se reanudan las obras de la urbanización Aigua Blanca IV de Oliva tras diez años de conflicto


La sentencia más esperada por todas las fuerzas políticas del Ayuntamiento de Oliva, y que allana el camino para zanjar el conflicto de Aigua Blanca IV, ha llegado.




 

Se reanudan las obras de la urbanización Aigua Blanca IV de Oliva tras diez años de conflicto

El juzgado de lo Mercantil ha fallado a favor de la apertura del vial de acceso al Sector 5. Una circunstancia que permitirá mejorar la fluidez del tráfico rodado en la playa. Este dictamen hace que se empiece a ver la luz de un problema que lleva enquistado aproximadamente diez años.

El fallo judicial supone el levantamiento de la medida cautelar que recaía sobre la urbanización y, a su vez, permite al Consistorio recuperarla.

La constructora Midascon pedía al Ayuntamiento de Oliva una cantidad de 330.000 euros, pero la Administración Local siempre se ha negado alegando que parte de las obras estaban mal ejecutadas. Este asunto se derivó al Contencioso, pero como la constructora estaba en concurso de acreedores desde finales de 2008, el juez de lo Mercantil número 2 se apropió de la causa.

En 2008 la constructora y el Ayuntamiento firman el acta de suspensión de las obras hasta la aprobación del proyecto modificado. La empresa puede recurrir la sentencia, pero no podrá ir por la vía mercantil sino por la administrativa.

El actual equipo de gobierno del PP, liderado por Chelo Escrivá, ha mostrado su intención desde el primer momento de resolver el problema de Aigua Blanca. La alcaldesa se atribuyó este logro a la gestión de su equipo y vertió críticas a la oposición.

Desde las filas Socialistas, la portavoz Anna Morell, se alegró de la resolución judicial y recordó que el Consistorio, sin el apoyo de los propietarios de la urbanización, llevó a juicio a la empresa constructora, defendiendo los intereses generales de los ciudadanos ante la mala actuación en la ejecución de una parte de las obras. La concejala socialista hizo hincapié en que es la tercera vez que los juzgados dan la razón al Ayuntamiento. En las anteriores sentencias también se demostró que no se vulneró en ningún momento los derechos de los propietarios. El PSOE lamentó el uso político, partidista y electoralista que se ha hecho en los últimos 3 años con la finalidad de desgastar al anterior gobierno municipal.

El BLOC, por su parte, ha considerado determinante la destitución por parte del Consejo General del Poder Judicial del juez Fernando Presencia, cesándolo del Juzgado Mercantil número 2 de Valencia por una falta muy grave. A juicio del portavoz nacionalista, David González, con este cambio de criterio dictado por la nueva jueza ha quedado demostrado que la retención de las obras nunca se debería haber producido por no ser competente el juzgado Mercantil, argumento esgrimido por el Ayuntamiento de Oliva desde el inicio del proceso. Según los nacionalistas también ha sido evidente la desproporción de la medida de retener la posesión de las obras, ya que ante el interés particular de cobro de los acreedores de Midascon, se debería haber primado el interés general del Consistorio y los propietarios.