Excusas y justificaciones.


Menudo movimiento ha habido esta semana por una noticia aparecida en un periodico provincial. Se ha armado la marimorena, pero lo curioso del caso es que ha sido entre ellos, me explico, dentro de una misma familia dos bandos, más el famoso..... ¡ Y yó que se ! más el de fuera que se dedica a ponerle carbón a la caldera, pues dice que el tambor también es tropa. Todos estos pasajes me han hecho recordar algo que se escribió sobre un tal Demóstenes.




 

El famoso orador ateniense Demóstenes (384-327 a. de C.), escapó de una batalla entre atenienses y tebanos antes de que se consumara la derrota de su ejército. Censurado públicamente por aquel acto considerado de cobarde, se defendió así: Cuando una batalla está perdida, sólo aquellos que consiguen huir pueden luego participar en otra, donde es probable que ganen lo que en ella han perdido.