Gandia realiza por primera vez un censo agrícola con una gran extensión de tierra abandonada


El Gobierno estudiará ser intermediario entre los propietarios de las tierras abandonadas y personas que quieran cultivarlas al 50%.
La concejalía de Toni Rodríguez dispone de un listado de parcelas, dueños y teléfonos que permite saber la titularidad y el producto agrícola que se cultiva.




 

Gandia realiza por primera vez un censo agrícola con una gran extensión de tierra abandonada

El concejal de Agricultura, Toni Rodríguez, ha explicado hoy el resultado del Consell Agrari Local celebrado ayer donde se dio a conocer un extenso y laborioso trabajo realizado por los técnicos municipales, donde se ha podido censar el término agrícola municipal y, donde se ha puesto de manifiesto, la existencia de 5.381 hanegadas abandonadas, es decir, 4,4 millones de metros cuadrados de tierras agrícolas que nadie las trabaja ni las cuida.

A este respecto, Rodríguez ha señalado que, gracias a este intenso trabajo de localización de parcela por parcela y la identificación de los propietarios y sus teléfonos, el Ayuntamiento de Gandia estaría dispuesto, tras las múltiples peticiones recibidas, a hacer de intermediario para que, como antaño, “estas tierras que ahora no se cultivan puedan ser labradas por gente parada, joven o que tenga inquietudes agrícolas y, con el acuerdo del 50% para el propietario del terreno y el 50% para quien la cultiva, poder sacar adelante estas tierras y además ofrecer una alternativa a la gente que quiere hacer algo o puede ver su salida en la agricultura” ha explicado Rodríguez.

Curiosamente, dos de cada una de las tierras en producción están abandonadas en la zona del marjal, bien porque sus propietarios son personas mayores bien porque han dejado de cultivarlas. Y extrapolando las cifras a todo el término municipal, el 19% de las tierras agrícolas de Gandia están abandonadas, el 63% se dedican a cultivar cítricos, el 12% a frutales y el 6% a hortícola.

En cuanto a la temporalidad citrícola, se ha podido confeccionar un plano donde se ubica la tipología de cítrico y su temporada de floración y recolección, por lo que este dato sirve, según ha explicado Toni Rodríguez, para que la Policía y los Guardas Rurales sepan qué zonas agrícolas se encuentran en plena producción y por tanto las deben vigilar para evitar robos, teniendo en cuenta que prácticamente con este servicio no se han detectado robos en el término.

Otro aspecto que ha destacado en concejal de Agricultura, ha sido el hecho de disponer de un censo sobre la variedad de cítrico que existen en los campos, donde ha sorprendido que 1 de cada 4 plantaciones sea de la variedad “valencia”, con un 25,4%, siendo una naranja tardía, cara y que necesita unas temperaturas cálidas y nada o poco de frío. De la que menos hay es de la variedad “sanguinelli” con un 0,2% del término municipal. No obstante, el resto de campos está ocupado por la “marisol” (19,3%), la “clemenvilla” (16,2%), “navelina” (14,3%), “lane-late” (10,1%), “ortanique” (8,9%),  y en menores cifras la “okitsu”, “salustiana”, “oroval”, “navel-powell”, “clemenules” y la “hernandina”.

Por último, también se ha dado a conocer en este Consell Agrari Local, las actuaciones llevadas a cabo respecto a limpieza y control de zonas del término municipal desde el pasado mes de noviembre hasta la actualidad. Rodríguez se ha comprometido a reunir el Consell con mayor periodicidad, cada tres o cuatro meses, para así poder ir mejorando las actuaciones y atenciones en todo el término municipal.