Manolo Vidal exige la nueva depuradora al gobierno de Tavernes de la Valldigna.


El PP de Tavernes de la Valldigna ha pedido al gobierno del tripartito que se responsabilice de los vertidos de aguas no tratadas que han surgido a raíz de la depuradora localizada en el Camí Marenys.




 

Manolo Vidal exige la nueva depuradora al gobierno de Tavernes de la Valldigna.

Durante el pasado fin de semana se estuvieron volcando aguas residuales a la Séquia Mare que generaron una gran suciedad y provocaron molestos olores que se percibían incluso desde la playa.

El portavoz de la oposición, Manolo Vidal, ha exigido explicaciones sobre los hechos y ha reclamado el dinero que el anterior gobierno popular había destinado a la construcción de una nueva depuradora, para que se utilice con ese fin.

Manolo Vidal ha recordado que se gestionaron diversos préstamos que ahora pueden ser utilizados para solucionar la cuestión de la depuradora, y animó al tripartito a utilizarlos. También ha remarcado “la gravedad” que supone verter aguas residuales no tratadas, porque “no es correcto” y porque contaminan el ecosistema.