Gandia: Comunicado de FAES y DEDMA


Ante la grave situación económica por la que atraviesa el país y las medidas
 anunciadas por el Gobierno del Estado para atajar la sangría actual de gasto y deuda
 públicas, el Círculo de Empresarios de la Marina Alta (CEDMA), presidida por Dña. Sonja
 Dietz, y la Federación de Asociaciones Empresariales de la Safor (FAES), presidida por
 D. Rafael Juan, tras celebrar una reunión conjunta, han hecho constar unas declaraciones al respecto.




 

Gandia: Comunicado de FAES y DEDMA

Las declaraciones son las siguientes:

1. Entendemos que sea preciso recortar los gastos del Estado, pero creemos que
sería mucho más oportuno reducir el actual número de empresas públicas,
intervenir en los sueldos de asesores y alto funcionariado e incrementar las
incompatibilidades en cuanto a salarios y comisiones de los dirigentes políticos.
En cambio, reducir, como se propone hacer, las percepciones salariales de los
miles y miles de funcionarios de bajo nivel sólo conseguirá que estas personas
vean seriamente afectada e incluso comprometida su economía familiar.
2. Comprendemos que haya que reducir todas las partidas presupuestarias del
Estado, pero creemos que sería más oportuno optimizar dichos gastos y, por
tanto, realizar infraestructuras que realmente sean necesarias para la
población, como en nuestro caso son el Tren de la Costa (Valencia-Gandía-
Oliva-Dénia-Benidorm-Alicante), la variante de Oliva y la variante de Benissa.
Hace décadas que se necesitan estas infraestructuras, y siempre se han
postergado por diferentes motivos, invirtiendo dinero público en obras que han
demostrado ser del todo inútiles, como los aeropuertos de Castellón, sin
vuelos; Huesca, con poco más de 5.000 pasajeros anuales; y León, que apenas
llega a la cifra de 94.000 pasajeros al año.
3. Aplaudimos la decisión de rebajar el número de concejales y diputados
existente, pero lamentamos que no pueda llevarse a cabo hasta las próximas
elecciones y que, mientras tanto, los ciudadanos tengamos que sufragar los
enormes gastos que conlleva el hecho de disponer de una administración tan
descentralizada y con tantas competencias duplicadas en cada uno de sus
diferentes estamentos.
4. Sabemos que el Estado precisa de nuevos ingresos, pero dudamos de que la vía
escogida para ello (la subida del IVA al 21%) sea la forma más adecuada para
ello. Es más, vaticinamos que con este encarecimiento de los productos, así
como con las medidas diseñadas por el Gobierno para aumentar las
contribuciones a la Seguridad Social, los ciudadanos perderán capacidad
adquisitiva, las empresas verán disipada buena parte de su competitividad en el
extranjero y las posibles inversiones de capitales externos quedarán
desincentivadas.
Por todo ello, y como primera alternativa a algunas de las medidas impuestas por el
Estado, proponemos la adopción inmediata de los siguientes acuerdos:
Adelgazamiento de los costes de las administraciones públicas a costa de las
empresas públicas inoperantes y escasamente defendibles, y la eliminación de
la duplicidad de competencias en distintos estamentos.
· Modificación de los criterios de las inversiones previstas de forma que las que
finalmente se ejecuten sean aquellas realmente necesarias para la población,
como lo son, efectivamente, el Tren de Costa y las variantes de Benissa y Oliva,
en lugar de seguir derrochando recursos en infraestructuras de escaso alcance.
· Reducción inmediata del IVA a tipos del 16% e incentivos en las cotizaciones de
la Seguridad Social a fin de potenciar el consumo interno, la exportación de
productos, la inversión extranjera y la creación de empleo.