La alcaldesa de Real de Gandía renuncia a la paga de Navidad


Vanessa Martínez presentará su propuesta en el próximo pleno en solidaridad con los funcionarios




 

La alcaldesa de Real de Gandía renuncia a la paga de Navidad

La alcaldesa de Real de Gandia, Vanessa Martínez, ha decidido sumarse a las medidas de ajuste del Gobierno y no percibirá la paga de Navidad, que en su caso asciende a 1.893,58 euros netos, en solidaridad con los funcionarios de la población. La propuesta se presentará en el próximo pleno extraordinario de la Corporación, que se celebrará a finales de mes.

El sueldo bruto de la alcaldesa de Real de Gandia (sin deducir la Seguridad Social y el IRPF) asciende a 36.584,24 euros divididos en 14 pagas, por lo que la medida equivale a una rebaja de su salario del 7,14 por ciento.
 
Martínez tiene previsto destinar la cantidad que se ahorrarán las arcas municipales a planes de formación y ocupación, para minimizar dentro de lo posible los efectos del desempleo a nivel local. Su plan se concretará en las próximas semanas: “Es una cantidad simbólica dentro de nuestros presupuestos, pero que nos vendrá bien para afrontar algunas iniciativas que tenemos en marcha. La gente necesita que los políticos estemos a su lado con trabajo y con ejemplo, y que nos apliquemos los mismos sacrificios que les pedimos a ellos. En este caso también he querido mostrar mi solidaridad con los funcionarios con los que trabajo a diario y que, conjuntamente con los concejales que dedican su tiempo sin cobrar, merecen todo el reconocimiento”.

El Ayuntamiento de Real de Gandia ya adoptó en su día otras medidas de austeridad entre sus políticos, puesto que cabe recordar que se suprimieron los sueldos de los concejales del gobierno y la oposición, los gastos por asistencia a las comisiones de Gobierno y sus gastos, y las subvenciones a los partidos políticos.