El PSOE critica el cierre de la piscina del Grao en agosto


La concejala del PSPV-PSOE en el Ayuntamiento de Gandia y anterior responsable en materia de Deportes, Liduvina Gil, ha criticado hoy la gestión que el gobierno del PP de Torró ha llevado a cabo en la piscina del Grau y que ha provocado que el recinto deportivo cierre sus puertas en pleno mes de agosto, dejando a sus usuarios y a los vecinos del Grau sin el servicio en vacaciones y a los trabajadores, sin trabajo.




 

El PSOE critica el cierre de la piscina del Grao en agosto

Gil ha responsabilizado de esta situación “a otra demostración de pésima gestión del gobierno del PP, que ha aprovechado la llegada al gobierno para cargarse todo lo que había y, lo que es peor, sin una planificación buena para afectar lo menos posible a los ciudadanos”.
En este sentido, Gil ha explicado que el PP “ha tenido tiempo de sobra para preparar un plano B, un nuevo pliego de condiciones que asegurara que el servicio no parara”. Pero, de nuevo, “Torró se ha decantado por la opción que más afecta a los gandienses” como ha pasado con los chiringuitos, que “por quitar los anteriores sin saber si podía poner los nuevos, nos hemos quedado sin servicio medio verano, de momento”, en el Teatre Serrano, donde todavía no hay un adjudicatario nuevo, o en las escoletes “donde veremos si llega a tiempo para septiembre”.
Para Gil, una vez más, se demuestra que a Torró no le preocupa el bienestar de los ciudadanos, “lo que de verdad le preocupa es la política de pandereta y cómo llenar los recintos de los toros y los conciertos para que parezca que ha sido un éxito”.
Gil ha explicado que para los socialistas, esta decisión responde “a una nueva voluntad del PP de suprimir servicios y de enchufar a su gente en puestos de trabajo municipales”, tal y como hizo en la piscina de Roís de Corella. Por eso, a estas alturas no garantizan la continuidad de los actuales trabajadores, “que durante estos años han demostrado su profesionalidad”.
Por eso, Gil ha pedido la continuidad de los trabajadores que están hoy en el Centro Deportivo del Grau durante el periodo de tiempo en que la empresa pública sea la encargada de gestionar el servicio. Asimismo, los socialistas pedirán que el consistorio negocie con la futura concesionaria la continuidad de los mismos trabajadores “para evitar sospechas de nuevos casos de enchufismo”.