Gandia atajará el ruido y el vandalismo ayudando a los presidentes de apartamentos y aplicando la sanción máxima


La Policía identificará y verificará el número de ocupantes de las viviendas alquiladas y procederá a multar a quienes incumplan la ordenanza. Se pedirá refuerzos a la Policía Nacional para acotar las zonas de tránsito de personas cuando se desplazan de un local de ocio a otro vociferando o realizando actos vandálicos. Los desperfectos en zonas comunes y privadas serán cargados a quienes han realizado el contrato de arrendamiento.




 

 Gandia atajará el ruido y el vandalismo ayudando a los presidentes de apartamentos y aplicando la sanción máxima

Una representación de vecinos que encabezaron la concentración de la semana pasada en protesta por el ruido y la convivencia en la playa de Gandia se han reunido hoy en el Ayuntamiento de Gandia con responsables en materia de Seguridad Ciudadana y Turismo. Al finalizar la reunión, el alcalde de Gandia, Arturo Torró, ha explicado que se han adoptado una serie de actuaciones encaminadas a solucionar el problema de los ruidos y la convivencia, tanto en la playa como en la ciudad, que esperemos comiencen a dar sus frutos cuanto antes.

Así las cosas, según el alcalde, se va a proceder a denunciar inmediatamente las infracciones que se cometan contra la Ordenanza de Convivencia, con establecimiento de la sanción máxima y con las medidas cautelares inherentes a la misma. Por otra parte, se va a proceder a identificar y verificar el número de ocupantes existentes en las viviendas alquiladas donde se haya generado el problema, bien de ruido bien de convivencia, ha explicado Arturo Torró.

Otro aspecto adoptado por el alcalde de Gandia para intentar poner fin a la situación actual es que la Policía acudirá en auxilio a los presidentes de las Comunidades de Propietarios para el desalojo de zonas comunes en caso de escándalo y vandalismo.

Al mismo tiempo, existirá la asunción del compromiso por parte de los presidentes de Comunidades de Vecinos de comunicar a los administradores de cada una de ellas, los desperfectos ocasionados por inquilinos tanto en zonas privadas como comunes para su posterior comunicación a los encargados de la realización del contrato de arrendamiento.

De la misma manera, ha señalado el alcalde de Gandia, Arturo Torró, se va a proceder a acotar las zonas de tránsito de personas cuando haya desplazamientos de un establecimiento de ocio a otro, con el fin de actuar en las mismas, solicitando la colaboración de los agentes del Cuerpo Nacional de Policía, así se evitará que una multitud vaya vociferando y causando destrozos a consecuencia de la ingesta de alcohol mientras se desplazan de un lugar a otro por las calles de costumbre.

Por último, Torró ha dejado claro que se va a solicitar a las Comunidades de Propietarios afectadas la colaboración mediante su actuación contra los propietarios conforme a lo establecido en la Ley de Propiedad Horizontal.

Con esto, según el alcalde de Gandia, se espera “poner solución a los problemas que, heredados de un modelo de playa del PSOE, y cuyos gobernantes como Pepa Frau y José Manuel Orengo, no fueron capaces de atajar sino, al revés, de incrementarlo hasta el punto de que sean los propios vecinos quienes se concentren y pidan medidas para solucionar el modelo de playa que durante décadas se promocionó y cuyos resultados son los que son”.