El gobierno recurre el fallo de los despidos de Gandia TV


El representante Popular aseguró que habrá que pedir responsabilidades al anterior dirigente de la mercantil Iniciatives de Comunicació.




 

El gobierno recurre el fallo de los despidos de Gandia TV

El Ayuntamiento de Gandia recurrirá la sentencia del Juzgado de lo Social que condena a la empresa pública Iniciatives de Comunicació S.L. por el despido del extrabajador de Gandia Televisió Alexandre Ruiz. La mercantil deberá pagarle una indemnización.

Este mismo fallo, que reconoce la relación de dependencia de los trabajadores de la cooperativa RMC Produccions con el Ayuntamiento de Gandia, podría servir también para la veintena de exempleados que también denunciaron los despidos. El consejero delegado de Asuntos de Alcaldía, Javier Reig, explicó ayer que las «incongruencias» que existen en todo el procedimiento llevarán al gobierno municipal a presentar un recurso, ya que la sentencia no es firme.

En este sentido, Reig subrayó que no es normal que para la veintena de exempleados del medio de comunicación público sea incompetente el Juzgado de lo Social para llevar el caso, -por lo que se les derivó por la vía del contencioso administrativo-, mientras que sea precisamente un Juzgado de lo Social quien da ahora la razón al extrabajador.

«No está muy claro que el Juzgado de los Social sea competente para llevar unos casos y no otros», subrayó el edil popular.

El concejal no electo manifestó que el fallo condenatorio todavía no había sido comunicado al Ayuntamiento de Gandia y que lo que sabía del dictamen era por la prensa.

«En el momento en que lo tengamos en nuestras manos lo estudiaremos y, a no ser que haya cambios de última hora, recurriremos contra él», expresó Reig.

Por otro lado, la sentencia habla de una «cesión ilegal» de los trabajadores. El texto asegura que la productora estaba sujeta a las directrices de la empresa pública de comunicación.

En este sentido, Reig señaló que habría que ver quién fue el responsable de esa «cesión ilegal», en clara alusión al entonces Presidente de la empresa pública, el socialista Alfred Boix.