Éxito en el taller de farolillos de Bellreguard


A lo largo de la tarde del viernes, cerca de 200 personas se acercaron hasta la Plaza de la Costera para cortar, darle forma y decorar sus farolillos.




 

Éxito en el taller de farolillos de Bellreguard

Todo un éxito fue el taller de farolillos que tuvo lugar el pasado viernes, 3 de agosto, en la playa de Bellreguard. Madres y padres, abuelos y abuelas y, por supuesto, los más pequeños de la casa, elaboraron con maestría y paciencia los tradicionales farolillos.

Basado en la tradición del sereno, figura que vigilaba las calles de los pueblos, anunciaba las horas y nos decía el tiempo que hacía, Bellreguard ha continuado en la costumbre de elaborar con sandías los típicos farolillos que, como un juego, y iluminaban los municipios.

A lo largo de la tarde del viernes, cerca de 200 personas se acercaron hasta la Plaza de la Costera para cortar, darle forma y decorar sus farolillos. Unos, al estilo Halloween, con calabazas y monstruos, otros con los elementos típicos como la luna, la escala, el sol y las estrellas. Y, para los más imaginativos, todo un abanico de personajes y formas.

La participación en este taller aumenta año tras año. Y es que, la actividad, organizada por el Ayuntamiento y pensada para todos los públicos, convierte la tarde del viernes en una jornada divertida para disfrutar con la familia. Esta edición del taller de farolillos supuso un gasto para el consistorio de sólo 120 euros, incluidos los cirios, todo el material necesario y los sandías, que se repartieron gratuitamente entre los participantes.

Además, y como novedad, este año se optó por conservar la pulpa del melón y elaborar zumo que se repartió entre los participantes. Una forma de aprovechar la fruta que fue muy bien acogida por todos y todas.

Ya por la noche, tuvo lugar un pasacalles en el Paseo Marítimo amenizada por la Colla de Dolçainers y Tabaleters y que hizo las delicias de todos los participantes.

El Ayuntamiento quiere agradecer la colaboración y el trabajo realizado por la brigada de laborales municipales, a la Policía Local, la Colla de Dolçainers y Tabaleters de Bellreguard y de todas las personas voluntarias que ayudaron en la realización de la actividad.