Los chiringuitos de Gandia incumplen la orden y Costas amenaza con cerrarlos


Ese espacio ha sido ampliamente superado no por el chiringuito en sí, sino por las mesas, sillas, hamacas y sombrillas




 

Los chiringuitos de Gandia incumplen la orden y Costas amenaza con cerrarlos

La Demarcación de Costas de Valencia ha amenazado con cerrar los chiringuitos instalados este verano en la playa de Gandia al comprobar que durante el pasado fin de semana se ha incumplido su orden de que no se ocupe ni un centímetro más de los 150 metros cuadrados autorizados por el jefe de Costas de Valencia, Vicente Ibarra.

Ese espacio ha sido ampliamente superado no por el chiringuito en sí, sino por las mesas, sillas, hamacas y sombrillas que se reparten alrededor del mismo. Costas insiste en que eso no está autorizado y no puede permitirlo porque se trata de un espacio de dominio público. Los inspectores de Costas visitaron la playa de Gandia la semana pasada y, tras comprobar la infracción, instaron al ayuntamiento de la ciudad a "corregir en el plazo de dos días" ese exceso de ocupación en la arena de la playa gandiense. El Alcalde, Arturo Torró, y el Portavoz del Gobierno local, Guillermo Barber, señalaron inmediatamente que habían transmitido la orden a los empresarios que gestionan los siete chiringuitos abiertos este verano en la playa, al tiempo que elevaban una queja a Costas y aseguraban que iban a hacer gestiones para que permitiera la ocupación del espacio para poner las sombrillas y las sillas. Pese a la orden de Costas y a que el Gobierno local aseguró que la haría cumplir, durante todo el fin de semana los clientes han seguido ocupando el perímetro de los chiringuitos con su mobiliario, lo que generó, ayer mismo, una nueva advertencia de Costas.

Ahora, en un tono más serio, se amenaza abiertamente con obligar al cierre de esos establecimientos. Así lo reconoció ayer el alcalde de la ciudad, quien no duda en mantener el pulso con Costas y, a su vez, advierte que no será el ayuntamiento quien ejecute la orden de cierre, si es que llega. "Si quieren clausurarlos, que lo haga Costas", indicó el Alcalde, quien añadió que no puede tolerar que en municipios cercanos los clientes de los chiringuitos tengan la libertad de disfrutar de un espacio mucho más amplio mientras en Gandia se prohíbe. Yo me amparo en la Delegada del Gobierno, indicó Torró, dando a entender que ya ha pedido la mediación de Paula Sánchez de León para que Costas deje de acosar a Gandia en el tema de los chiringuitos.

El alcalde de Gandia aseguró ayer también que ese "acoso" a los chiringuitos se debe "a la connivencia del PSOE y Costas", algo que los socialistas, en boca de la concejala Diana Morant, niegan tajantemente. Tanto Diana Morant como Facund Puig, del Bloc-Compromís, recordaron al alcalde de Gandia que "la ley es para todos" y le instaron a que acate la orden de Costas.

Mientras tanto, el Alcalde de Gandia Torró exige que los quioscos de Gandia puedan sacar sillas, y desafíó a Costas este domingo al fotografiarse sentado en la hamaca de un chiringuito y colgar la imagen en una red social. Esto ocurre un par de días después de que Costas expedientara a la ciudad porque los quioscos ocupan más espacio del permitido. Torró exige que los chiringuitos puedan sacar sillas y mesas a la arena, y aseguró que en otras playas, como Xeraco, Costas sí lo permite.