Oliva liquida las cuentas de 2011 con facturas de 981.000 euros pendientes


La titular de Hacienda ha presentado el borrador de los presupuestos, los cuales quedaron en una situación de prórroga durante el anterior gobierno del PP.




 

Oliva liquida las cuentas de 2011 con facturas de 981.000 euros pendientes

Oliva ha liquidado el presupuesto de 2011 con facturas pendientes de aplicar a las cuentas por un importe de 981.000 euros. Así lo indicó ayer la concejala de Hacienda, Ana Morell, quien atribuyó dichas facturas sin consignación a la «mala gestión» del PP.

Por una parte, está el Rex de enero de 2012, de 347.312 euros, a cargo del presupuesto de 2012. En segundo término, el de febrero, de 593.279 euros, a cargo del préstamo ICO. Y finalmente un total de 40.473 euros. La edil socialista recordó los 3,5 millones de euros en préstamos que se han solicitado por parte del gobierno popular en el último año, «hipotecando al pueblo de Oliva para los próximos diez años». La titular de Hacienda ha presentado el borrador de los presupuestos, los cuales quedaron en una situación de prórroga durante el anterior gobierno del PP. Las cuentas, según explicó, «priorizan la ayuda social para los más desfavorecidos, la reinserción laboral y la mejora de servicios para los ciudadanos».

La previsión de ingresos es de 20,7 millones de euros, comparado con la previsión de 2011 (22,4 millones de euros), es de 1,7 millones menos. Según Morell, esta diferencia no es real debido a que en 2011 se consignaron 1,1 millones para inversiones vinculadas a la venta de dos parcelas industriales que el gobierno anterior del PP no cumplió paralizando las inversiones de la ciudad.

Por tanto, según la socialista, la diferencia real es de 576.000 euros. Respecto a la previsión de gastos, el gobierno se ha marcado 3 directrices: la creación de una partida para la elaboración de un Plan de Ocupación dotado con 50.000 euros; reforzar las ayudas de emergencia social destinadas a garantizar las necesidades básicas de la infancia (de 14.000 euros en 2011 a 34.000 euros en 2012); y por último, la creación de una partida para modernizar la administración con 18.000 euros.

También ha habido recortes. Han disminuido en un 35% las subvenciones a las asociaciones festivas, vecinales, deportivas y comerciales, que pasan de 200.600 euros en 2011 a 133.950 euros en 2012, diferencia destinada íntegramente a las ayudas sociales. Según Morell, se han reforzado las partidas destinadas al suministro para garantizar los gastos de luz y agua de los centros escolares, bibliotecas y otros edificios municipales. En las cuentas no se han consignado las inversiones, que se financiarán en 2012 con la venta de patrimonio municipal, priorizando los nichos del cementerio y la finalización del trinquete.

Desde el PP señalaron que si tan buena gestión llevaba el PSOE, no entienden cómo el Ayuntamiento tuvo que acogerse al Plan de Ajustes del Estado, ya que los proveedores no cobraban. La oposición señaló que el gobierno está olvidando que tenemos un Plan de Ajuste que hay que cumplir. Toma como referencia el de 2011, con todas las carencias que tenía este presupuesto. Con respecto a las facturas pendientes, Escrivá dijo que había facturas según informó la Sindicatura de cuentas que habían permanecido en un cajón y sacadas posteriormente, y contratos fraccionados como el de la abogada de Aigua Blanca.