El Ayuntamiento de Oliva denuncia la mala gestión del PP durante el año pasado.


La edil socialista dice haber corregido las deficiencias presupuestarias y anuncia la preparación del presupuesto para aprobarse en la próxima sesión plenaria




 

El Ayuntamiento de Oliva denuncia la mala gestión del PP durante el año pasado.

El Ayuntamiento de Oliva, a través de su delegación de Hacienda denuncia públicamente la mala gestión del Partido Popular durante el año pasado, quien ha dejado las partidas para gasto corriente casi o, en algunos casos, totalmente agotadas. Además de ello existen facturas reconocidas pero sin consignación presupuestaria por un importe total de más de 200.000 euros.

Ana Morell, concejal de Hacienda denuncia la gestión basada en el despilfarro del anterior gobierno encabezado por la popular Xelo Escrivà.

Morell ha añadido que el gobierno no entiende como se aprobaron gratificaciones, en uno de los casos hasta 10.000 euros a una trabajadora social, aún estando subvencionado su trabajo íntegramente por la Conselleria de Sanidad, cuando se debe tanto dinero a los proveedores. Además se habla de más de 16.000 euros destinados a la iluminación navideña.

La edil socialista en su trabajo en el departamento de Hacienda, dice haber corregido las deficiencias presupuestarias y anuncia la preparación del presupuesto para aprobarse en la próxima sesión plenaria, manifestando que sus prioridades son la elaboración del Plan de Ocupación para el que se han destinado 50.000 euros, la ampliación para ayudas de carácter social con una dotación económica de 20.000 euros y 18.000 euros para la modernización de la administración.