La cosecha de naranja caerá un 20% en la Safor


Los propietarios de los huertos consideran que esta temporada la cosecha caerá entre un 15 y un 20%, debido a diversos factores, entre ellos las elevadas temperaturas de la pasada primavera.




 

La cosecha de naranja caerá un 20% en la Safor

Los agricultores de la Safor prevén un descenso de la producción en la campaña citrícola que arrancará en tan sólo unas semanas. Los propietarios de los huertos consideran que esta temporada la cosecha caerá entre un 15 y un 20%, debido a diversos factores, entre ellos las elevadas temperaturas de la pasada primavera. El responsable de la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA), Vicent Faro, explicó que la producción en la Safor sufrirá una merma de hasta el 20%. Faro comentó que se espera este descenso, sobre todo por el calor que hizo durante el mes de mayo, ya que las temperaturas hicieron que mucha fruta no llegara a cuajar y se cayera del árbol.

 El representante de AVA matizó que la media de la pérdida de cítricos ronda el 20%, pero que hay zonas de la Safor donde se ha alcanzado el 50% y los productores han preferido no cultivar las parcelas esta temporada por los daños. Faro señaló que, pese a todo, esto puede llegar a resultar beneficioso porque la merma de la producción hace que la naranja de la Safor esté más buscada y, sobre todo, que aumente el calibre de la fruta.

Sin embargo, el dirigente de AVA añadió que temen que no se mantengan los precios de otros años pese al aumento de la calidad de la fruta de la Safor. Faro recordó que la pasada temporada se cerró con los precios a niveles «muy bajos», ya que se pagó la arroba de valencias entre los 3,5 y 4 euros, unas tarifas que no permiten a los productores cubrir los costes. Además relató que toda la campaña fue negativa, ya que hubo agricultores que cobraron sus cítricos entre los 1,5 y los 2 euros, a lo largo de todo el invierno.

 Con esta situación, los agricultores lo tienen cada vez más difícil para hacer frente a los aumentos de precio de carburante y productos fitosanitarios, mientras que el precio de la mano de obra se mantiene. Lamentó que el precio de venta de la naranja no se actualice con el IPC, ya que esto aliviaría a los propietarios de los campos.