En Gandia continúa la batalla por los chiringuitos


La concesión se otorga a 12 espacios temporales de 150m2, pero sin posibilidad de ubicar hamacas al no haberlas demandado previamente.




 

En Gandia continúa la batalla por los chiringuitos

La guerra por los chiringuitos en la que se han enzarzado los distintos grupos políticos a lo largo del verano inicia esta semana su enésimo capítulo: hamacas sí, hamacas no; todo depende de quién hable. Según el PSOE, el consistorio no está autorizado a explotarlas, puesto que la concesión se otorga a 12 espacios temporales de 150m2, pero sin posibilidad de ubicar hamacas al no haberlas demandado previamente. El PSOE ha recordado que una conocida empresa ha estado explotando las hamacas en cinco puntos diferentes de la playa por un valor de 60.000 euros. Considera absurdo que el Ayuntamiento se compare con Xeraco, ya que la diferencia está en que esta localidad sí que ha contemplado en sus concesiones la instalación de las hamacas, a diferencia de lo que se ha hecho en la ciudad ducal. El edil Vicent Mascarell ha desmentido que exista cualquier connivencia entre Costas y el PSPV, y ha criticado que el alcalde Arturo Torró excuse su incapacidad apuntando a los funcionarios en lugar de asumir sus errores.
Estas declaraciones han abierto la veda para que Víctor Soler, el portavoz del gobierno, afirme que la oposición arremete contra una empresa que lleva funcionando 20 años al no encontrar nada mejor a lo que aferrarse. Ha ironizado sobre el hecho de que el PSOE haga de los chiringuitos su particular “oposición de verano”, cuando son miles las personas que los están disfrutando, rebatiendo además que no haya habido presiones por parte del PSOE hacia Costas para poner el máximo número de trabas. Aun así, el PP sostiene que desde el consistorio se intentará no entrar en ese tipo de conflictos, ya que lo prioritario es mirar hacia adelante.