El Registro Civil de Gandia se colapsa tras pasar el verano sin personal de refuerzo


El Registro Civil de Gandia está desbordado debido a que durante los meses de verano no ha recibido funcionarios de refuerzo para atender el incremento de trabajo propio de estos meses, como está ocurriendo en los últimos años.




 

El Registro Civil de Gandia se colapsa tras pasar el verano sin personal de refuerzo

Un hecho que colapsa, aun más, la situación de las dependencias judiciales, ya que en época estival, las tramitaciones por nacimientos, matrimonios y nacionalidad aumentan debido al crecimiento de la población.

Como cada año, la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI•F) reclama el refuerzo de uno o dos trabajadores más en el Registro para que se pueda atender a las 80 ó 90 personas que acuden cada día, así como tramitar los expedientes.

Ahora, con una plantilla formada por tres empleados, se atiende a 50 personas al día. A ello hay que sumar el trabajo posterior para realizar las tramitaciones.

Esta situación además provoca conflictos entre los usuarios, que acuden desde las siete de la mañana a las puertas del Registro para hacer cola y ser uno de los 50 afortunados que consiga número.

Sin embargo, la cola se realiza de manera improvisada, lo que provoca altercados entre las personas que esperan, que discuten por quién llegó primero con el fin de ser uno de los afortunados que consiga número y pueda ser atendido ese día. A las nueve horas, agentes de la Guardia Civil reparten los 50 números por orden de llegada y siempre hay gente que se queda sin poder ser atendida después de hacer dos horas de cola. Tienen que volver al día siguiente e intentarlo de nuevo.
La situación es límite en situaciones como la tramitación de la nacionalidad, pues esta cuenta con un plazo de caducidad. En verano la situación se agrava por el aumento de la población, no sólo de Gandia, sino del partido judicial que las oficinas de la capital de la Safor comprende.

El partido judicial comprende 27 localidades de la comarca, a las que hay que sumar el aumento e población por el turismo, especialmente en ciudades como Gandia y Oliva. En total, la cifra de habitantes alcanza los 200.000 ciudadanos.

A ello hay que añadir otro problema, el número de personas que no corresponden al partido judicial, pero cuyos asuntos son tratados en Gandia. Se trata de los nacimientos en hospitales de la ciudad. Tal y como explican desde el CSIF los niños nacidos en Gandia, pese a que los padres no estén empadronados en la ciudad ni en ninguna población del partido judicial, se registran en la capital de la Safor. Una carga más que se suma al volumen habitual de trabajo.

La situación de los juzgados de Gandia en cuanto a la falta de personal se arrastra desde hace años y no sólo afecta al Registro Civil, sino a prácticamente la totalidad de las dependencias judiciales. Desde CSI•F no solo reclaman el refuerzo de funcionarios, sino también la creación de un nuevo juzgado de lo penal para tratar asuntos relacionados con el alcoholismo, robos y estafas, que, por el aumento de población, se incrementan especialmente en verano.