La empresa de 'labici' de Gandia deja el servicio al no poder explotar los soportes publicitarios


Gandia volverá a sacar a concurso el servicio de las bicicletas públicas tras finalizar el contrato con la empresa Cyma Señalia.




 

La empresa de

La mercantil no renueva la gestión del sistema en Gandia porque el Ayuntamiento desvinculó el servicio de alquiler de vehículos con el de los soportes publicitarios o mupis, tal como se anunció cuando se contrató a la empresa en julio de 2011.

Según explican desde la mercantil, se hicieron cargo del servicio precisamente a cambio de gestionar los soportes publicitarios, porque sin ello, «el servicio es deficitario», ya que se necesita «mucha mano de obra y muchos recursos».

En concreto, desde la empresa afirmaron que con los 30 euros al año que cuestan las bicicletas públicas a cada usuario solo se cubre el 50% del coste del servicio, que comprende, entre otros aspectos, el mantenimiento, el software para el alquiler y los traslados.

El servicio de 'labici' se creó en abril de 2011 y estaba gestionado por la empresa pública Iniciatives Públiques de Gandia. El 1 de julio de 2011, el Ayuntamiento firmó un contrato provisional de seis meses con Cyma Señalia, prorrogable por otros seis, de manera que el 31 de diciembre de 2011, al no sacar a concurso el servicio, la mercantil renovó por seis meses más, de nuevo con el acuerdo de vincularlo a la publicidad urbana.

La vinculación del servicio de bicicletas al de los soportes publicitarios en la vía pública, es decir, que los gestione la misma empresa, es común en otras ciudades como Valencia o Barcelona. En el caso de Gandia, la concesión de los mupis venció sin contar con una empresa que lo explotase y fue entonces cuando se vinculó a la mercantil del servicio de 'labici'.

Así lo anunció el alcalde de Gandia, Arturo Torró, en la presentación del servicio en julio de 2011, cuando explicó que uno de los mecanismos de financiación de la concesionaria era la colocación de mupis en las bases que contendrán publicidad de empresas locales. «Con el anterior sistema, había 450.000 euros de pérdidas, ahora habrá cero», aseguró Torró entonces.

Reig explicó que el Consistorio está redactando el pliego de condiciones para el nuevo concurso y que todavía desconoce el número exacto de vehículos que se solicitará y en cuantas bases se ampliará. Por último, el edil señaló que en esta nueva etapa se cambiará la totalidad de las bicicletas rojas por las de color beige y marrón.