Los robos en plantas bajas aumentan un 20% en Gandia


En verano es muy común dejar las ventanas de la casa abiertas y si se trata de plantas bajas, chalés o primeros pisos no es una práctica muy segura.




 

Los robos en plantas bajas aumentan un 20% en Gandia

Este verano en Gandia los robos en viviendas han aumentado un 20%, y es que en verano es muy común dejar las ventanas de la casa abiertas. Una práctica que no es segura, especialmente si se trata de plantas bajas, chalés o primeros pisos, ya que facilitan la labor de los cacos. Se trata, tal como informaron desde Comisaría, del único hecho delictivo, el de los robos en vivienda, que ha aumentado en número de casos. Otros, como los hurtos o las estafas, incluso han disminuido respecto al verano pasado. El comisario de Gandia, Armando Jiménez, señaló que desde la Policía mandaron un aviso para que los vecinos de plantas bajas colocaran rejas para evitar los robos.

También ha habido casos, aunque más aislados, en los que los ladrones se descolgaban desde el tejado para entrar a las casas. Estas sustracciones, llamadas 'a escalo' son las segundas más comunes en Gandia, por detrás de aquellos que se producen forzando la puerta con algún instrumento.