El Fiscal Anticorrupción abre una investigación en la urbanización Aigua Blanca IV de Oliva


El primer paso de la investigación ha sido el de llamar a declarar a los vecinos del residencial.




 

El Fiscal Anticorrupción abre una investigación en la urbanización Aigua Blanca IV de Oliva

El proceso por buscar una solución a los problemas de la urbanización Aigua Blanca IV de Oliva ha dado un paso más, que podría conducir al final de un conflicto que se arrastra desde hace seis años y que implica a los vecinos y al gobierno local. El Fiscal Anticorrupción ha abierto las diligencias de investigación, de manera que, si tras el proceso viera delito, podría llevar el asunto a los juzgados e inhabilitar a aquellos cargos implicados.

El primer paso de la investigación ha sido el de llamar a declarar a los vecinos del residencial. Alberto Bañuls, como representante de los propietarios, acudió el miércoles a prestar declaración sobre los problemas que sufren. Las 31 familias afectadas llevan cinco años esperando que se reparen los desperfectos del residencial, donde todavía hay vallas, cables de luz sin tapar o tramos sin asfaltar.

Otro de los pasos que exige la Fiscalía Anticorrupción es que el gobierno entregue el expediente de Aigua Blanca. El Fiscal reclamó esta documentación el 27 de agosto y todavía no se ha presentado. Los propietarios exigen al gobierno que la envíe de inmediato. Al respecto, el concejal de Urbanismo, Vicent Canet, aseguró que el expediente se enviará la semana que viene y que todavía no se ha hecho porque es muy voluminoso y hay que realizar copia de todos los documentos, incluyendo los planos.

Otro de los asuntos que denuncian los vecinos es que el gobierno cambiara a los abogados que tramitan el asunto de Aigua Blanca IV. Según explicaron, cuando la exalcaldesa popular Chelo Escrivà gobernaba, se contrató a un despacho de abogados externo, que levantó las medidas cautelares para entrar en la urbanización. Ahora con el nuevo gobierno se ha vuelto a contratar a la abogada que comenzó a llevar el caso desde el principio y que contrató el PSOE desde Urbanismo, según relataron los vecinos. «David González confía ahora en la misma persona que criticaba», añadieron.