Los socialistas Safor-Valldigna critican las medidas de ajuste en educación


Han enumerado una gran cantidad de temas en los cuales el Partido Popular no está acertando con sus políticas educativas, y han exigido que, antes de aplicar las iniciativas que se han propuesto, los populares hagan un ejercicio de reflexión.




 

Los socialistas Safor-Valldigna critican las medidas de ajuste en educación

El PSPV-PSOE Safor-Valldigna ha criticado con dureza las nuevas medidas de ajuste del PP en el área de la educación, comenzando por el aumento de la ratio de alumnos en Primaria (que pasarán de 20/25 a 30) y en Secundaria (de 30 a 35), cosa que aseguran que empeora la calidad de la enseñanza porque los estudiantes dejan de recibir atención individualizada. Otro punto que han destacado ha sido el nuevo sistema de sustituciones de profesores enfermos, que no podrá llevarse a cabo a menos que se dé de alta una baja previa de quince días como mínimo, lo cual repercutirá sobre los alumnos porque habrán de ser mezclados con otros de clases paralelas o de niveles diferentes en ausencia del docente.

Jaume Borràs, Presidente del PSPV-PSOE Safor Valldigna, también ha incurrido en el tema de las infraestructuras, alegando que todavía existen dos centros en los cuales se imparten las clases en aulas prefabricadas, como lo son el Josep Camarena de Gandia y Les Foies en el Grau. Según sus palabras, “el Partido Popular dejará in eternum la construcción de estas escuelas”, a pesar de que en tiempos de mandato socialista ya se contaba con dos solares para iniciar las obras, que finalmente quedaron aparcadas. Además, ha acusado -entre otras cosas- que la rehabilitación del IES Ausiàs March también está pendiente desde hace mucho tiempo.

Asimismo, Borràs ha señalado que no se han pagado las becas del comedor en algunos meses, cosa que califica de abuso y de amenaza a la enseñanza pública, puesto que son los centros quienes están asumiendo los gastos de mantenimiento y alimentación para con los proveedores. Igualmente se ha acusado la supresión del CEFIRE de Gandia, cuando el de Xàtiva sí que se ha mantenido a pesar de que Gandia cuenta con mayor número de centros educativos. Ha calificado de “barbaridad educativa” el hecho de que en el próximo año solo se habilite un único distrito para el proceso de escolarización, ya que a partir de ahora el factor de proximidad con respecto a la escuela dejará de tener tanto peso. Borràs le ha pedido al PP que reflexione sobre todas estas medidas que se están implantando para que no se lleven a cabo.

Por otro lado, Romina Del Rey, la Secretaria  de Educación y Política Lingüística PSPV-PSOE Safor-Valldigna, ha declarado que todavía existe un gran número de centros que aún desconocen el número exacto de profesores de que dispondrán a pesar de que ya se ha iniciado del curso, cosa que desconcierta a los estudiantes porque aún no saben si podrán cursar las especialidades de las que se han matriculado (en el caso de Bachiller) o si contarán con profesores de apoyo (en el caso de los ciclos de formación).

Del Rey ha protestado por la reducción de puestos de trabajo entre el profesorado dentro de la comarca: 30 profesores de Primaria (con más de 16 unidades didácticas suprimidas) que se reparten entre toda La Safor y que afectan a centros como La Carrasca de Oliva, el Josep Camarena de Gandia o el Sant Pere Apòstol de L’Alqueria de la Comtessa. En Secundaria los ajustes en personal docente son aún más significativos, puesto que se suprimen más de 60 puestos de trabajo: 16 en el IES Joan Fuster de Bellreguard, y 25 en Tavernes de la Valldigna, distribuidos entre el IES Jaume II el Just y el IES Valldigna. Naturalmente, los socialistas consideran que esta reducción de profesores se agrava con el aumento de la ratio.

Las familias además contarán con menos recursos porque se han disminuido las ayudas en la compra de libros de texto. También se ha criticado la llamada “polémica de la fiambrera” que propuso Conselleria, puesto que, según el PSPV-PSOE, esto tendrá una clara “discriminación social” entre los estudiantes que coman en el colegio, ya que niños amigos se separarán a las horas de los ágapes en función del nivel adquisitivo de sus padres, y no todos se reunirán en el comedor.

Según Del Rey, las políticas del PP están provocando un aumento en el abandono de los estudios por parte de muchos jóvenes de La Safor debido al incremento de las tasas universitarias y a que algunos centros de Educación Secundaria se han visto privados de la doble vía en la oferta de enseñanza. Sobre las tasas de matrícula en las universidades, los socialistas vaticinan una subida de 1.000 a 1.500 euros en un primer año de Grado, y una subida de 1.900 a 2.500 euros para ciertos másters (debido en parte a la subida del IVA al 21%).

El PSPV-PSOE afirma que los populares mienten cuando dicen que todas estas medidas se aplican a causa de la crisis económica, ya que al mismo tiempo se están financiando subvenciones de escuelas privadas y concertadas en las cuales se fomenta la separación de niños y niñas en las aulas. Han concluido diciendo que todos los puntos anteriores no se pueden consentir.