Vecinos de Oliva protestan por la caza de patos en una ruta natural


Los ciudadanos, que se encontraban paseando por este camino que llega hasta la playa, vieron hasta 20 cazadores con sus perros dispuestos a atrapar a los patos de la zona.




 

Vecinos de Oliva protestan por la caza de patos en una ruta natural

Una veintena de vecinos de Oliva fue testigo el domingo de la caza de patos que habitan en la Vall de les Fonts, en uno de los parajes por los que discurre la Ecoruta Natura de Oliva al Mar. Los ciudadanos, que se encontraban paseando por este camino que llega hasta la playa, vieron hasta 20 cazadores con sus perros dispuestos a atrapar a los patos de la zona.

Los vecinos denuncian que este concurso de caza haya tenido lugar en un espacio natural donde además pasean muchos olivenses incluso con niños de camino a la playa, y que se haya realizado en periodo de veda. Los ciudadanos no entienden por qué el Ayuntamiento y la Conselleria de Medio Ambiente lo permitieron. Cuando algunos de los vecinos se enteraron de que se iba a producir la caza, enviaron un escrito al Ayuntamiento denunciando el concurso y pidiendo que no permitieran que se hiciera en la zona. «Aunque sólo es un día y puntúan la caza viva cobrada, los días siguientes, como ha sucedido en años anteriores, se encontraron muchas pollas de agua y patos muertos», explicaron los vecinos en el escrito. Los vecinos señalaron que se trataba de un concurso en el que sólo se utilizaron perros y que los cazadores no usaron escopetas. Aun así, añadieron, «esos animales no vuelan» y muchos de ellos acabaron muertos flotando en el agua.

Desde el Ayuntamiento de Oliva, el alcalde de la localidad, David González, explicó que el concurso cuenta con la autorización de la Conselleria de Medio Ambiente y que se realiza desde hace cinco años. En el concurso de este año participaron 40 cazadores y la organización delimitó el recorrido del río donde participaron los perros con cinta, en concreto, desde el Pont de Bolo hasta el Club de Tenis.