Fallece el canónigo emérito de la catedral de Valencia, José Almiñana Vallés


El canónigo emérito de la Catedral de Valencia, el sacerdote valenciano José Almiñana Vallés, falleció ayer a los 90 años de edad tras una larga enfermedad en su localidad natal de Torrella, donde sus restos mortales recibirán sepultura hoy, tras una misa exequial por su eterno descanso a las 19.00 horas, según han indicado fuentes del Arzobispado.




 

El funeral, en el que participarán, además de familiares del presbítero fallecido,  numerosos sacerdotes de la diócesis así como el deán de la Catedral de Valencia, Juan Pérez Navarro, tendrá lugar en la parroquia de Nuestra Señora de los Ángeles.

 

El sacerdote fallecido era miembro de la Real Academia de Cultura Valenciana y había traducido al valenciano los cuatro evangelios y el misal romano, así como un estudio sobre Sor Isabel de Villena, entre otras obras.

 

José Almiñana Vallés nació en 1916, fue ordenado sacerdote en 1943 y era miembro del Consejo Presbiteral. Fue nombrado canónigo de la Catedral de Valencia en 1989. Desempeñó su labor pastoral como párroco en las localidades valencianas de Agullent, Xàtiva, Albaida así como en Vall d’Ebo (Alicante), y como arcipreste en varias ocasiones. Asimismo, en Valencia fue párroco de San Miguel y San Sebastián y de San Esteban.

 

La Catedral de Valencia organizará una misa funeral en los próximos días en recuerdo de José Almiñana, según ha indicado el decano Juan Pérez Navarro, quien ha valorado la figura del fallecido como ‘un gran sacerdote que siempre dedicó un extraordinario interés por el Arzobispado y por la cultura valenciana’. Precisamente, Almiñana coordinó el archivo fotográfico del Arzobispado y ‘era un excelente coleccionista de obras de arte’, según Juan Pérez Navarro.