ASAEM amenaza con abandonar el CRIS si el Consell no abona la deuda de 600.000 euros


Los 16 trabajadores de la entidad no han cobrado sus nóminas desde hace siete meses y que se han suspendido los pagos a los proveedores.




 

ASAEM amenaza con abandonar el CRIS si el Consell no abona la deuda de 600.000 euros

La Asociación de la Safor de Enfermos Mentales (ASAEM) ha presentado un ultimátum y dejará de gestionar el Centre de Rehabilitació i Inserció Social La Safor (CRIS) y el centro de día de este colectivo si el 27 de septiembre no recibe la subvención que le debe Conselleria.

La cifra es superior a los 600.000 euros e implica, entre otras cosas, que los 16 trabajadores de la entidad no hayan cobrado sus nóminas desde hace siete meses y que se haya suspendido los pagos a los proveedores. Si definitivamente ASAEM abandona la gestión del CRIS y el Centro de Día La Safor y no hay otra entidad dispuesta a asumirla, un centenar de personas con enfermedades mentales de la comarca y de otras poblaciones limítrofes, se quedará totalmente desamparada.

Así, el día 27, tendrá lugar una asamblea extraordinaria con los socios de la entidad con el fin de tomar la decisión de denunciar el convenio con la Mancomunitat. «Nos gustaría continuar con la gestión porque llevamos luchando muchos años por mejorar la vida de estas personas, pero la situación ha llegado a un límite en el que es imposible continuar por la falta de recursos», explicó el presidente de ASAEM, Vicent Pellicer.

El dirigente señaló que hasta ahora han podido salvaguardar el normal funcionamiento de los centros y se ha podido hacer frente al pago de impuestos y recibos de la seguridad social hasta septiembre con recursos propios y con el objetivo de cumplir con las obligaciones tributarias para no perder la subvención, pero el dinero se ha agotado y además las ayudas autonómicas no llegan.

En cuanto a estos dos pisos, desde ASAEM señalaron que si finalmente dejan la gestión del CRIS y el centro de día, sí que mantendrán las viviendas, porque suponen gastos que la asociación sí que podría cubrir con recursos propios.