Gandia innova en tecnología sanitaria


Mediante esta tecnología se pretende evitar los desplazamientos innecesarios a los pacientes con problemas de demencia.




 

Gandia innova en tecnología sanitaria

Esta mañana el hospital Francesc de Borja de Gandia ha recibido la visita de la secretaria autonómica de la Conselleria de Sanitat, Nela García, con motivo de una consulta de neurología telemática. Gracias a la videoconferencia se ha podido establecer una comunicación entre algunos pacientes de la residencia de ancianos Mediterránea y los especialistas en neurología del centro hospitalario Francesc de Borja. Mediante esta tecnología se pretende evitar los desplazamientos innecesarios a los pacientes con problemas de demencia.

La televisita de neurología que se está llevando a cabo en Gandia es la primera iniciativa en la Comunidad Valenciana, aunque no en el resto de España, y el objetivo es que el especialista pueda asistir a los enfermos a distancia desde un hospital de referencia. Aun así, existen más iniciativas de neurología dentro de la Comunidad, como el caso del “tele-ictus”, muy importante para enfermos que han padecido accidentes cerebro-vasculares.

Según ha explicado la secretaria autonómica, la posibilidad de acertar en el diagnóstico correcto mediante esta tecnología es del 100%, puesto que en todo momento hay asistentes sanitarios junto al paciente al otro lado de la pantalla. Así, existe un 90% de posibilidades de detectar un problema de demencia gracias a la consulta telemática. Además, ha añadido que lo realmente pionero de esta iniciativa es su inversión “costo-eficiente”, y ha confirmado que desde Conselleria se continuarán financiando proyectos sanitarios, puesto que actualmente Sanitat supone el 40% dentro de los presupuestos de la Generalitat Valenciana, y es probable que el próximo año este porcentaje se incremente.

En general, esta innovación mejora la ciencia de la neurología en numerosos ámbitos, especialmente en la parte que corresponde a las ventajas para aquellos pacientes que no pueden desplazarse hasta un hospital de referencia. Normalmente, se trata de personas ancianas que requieren de unas atenciones específicas para las que hay que desplegar muchos medios (camillas, enfermeros, ambulancias…), además de que las consultas no suelen ser determinantes sino rutinarias, y por eso resulta mucho más cómodo el reconocimiento vía videoconferencia.

No obstante, es cierto que este sistema necesita de imágenes de alta resolución para que pueda realizarse un diagnóstico más preciso pues, de lo contrario, no se aprecian ciertos detalles que pueden contribuir a un mejor reconocimiento (como el color de la piel). Aun así, se prevé emplear la tecnología telemática en más residencias de ancianos dentro de la Comunidad, puesto que actualmente existen más de 360 centros repartidos por toda Valencia.