50 personas paran el desahucio de una familia en Gandia


El martes la familia conocerá una nueva fecha de posible desalojo. Mientras tanto, los afectados lucharán para conseguir negociar con el banco la dación en pago de su piso.




 

50 personas paran el desahucio de una familia en Gandia

La presión social de nuevo ha evitado que un nuevo desahucio se hiciera efectivo en la Safor y ya es el tercero en prácticamente un año. Las manifestaciones en contra de los desahucios de la Acampada Safor Valldigna, de la Plataforma d'Afectats per la Hipoteca y de vecinos de la comarca han paralizado el desalojo de Óscar, enfermo del corazón, y de su familia de su casa de Gandia.

Ante la presencia ciudadana de más de 50 personas, la comisión judicial no pudo efectuar el desahucio, que de momento, se aplaza. El martes la familia conocerá una nueva fecha de posible desalojo. Mientras tanto, los afectados lucharán para conseguir negociar con el banco la dación en pago de su piso.

Se trata de la segunda movilización para evitar este desahucio, ya que los manifestantes ya acudieron a casa de Óscar y consiguieron que el juzgado aplazara el desalojo dos meses dado el grave estado de salud del afectado, con una enfermedad cardiovascular y a la espera de ser intervenido.

Por otra parte, el desahucio de otra familia afectada en Gandia, la de Nicky, que se iba a efectuar el lunes, se ha desestimado y podrán quedarse en su casa a cambio de abonar un alquiler mensual a la entidad bancaria para saldar su deuda. También se trata del segundo aplazamiento, ya que en julio se consiguió bloquear el desahucio.

Desde la Acampada Safor Valldigna y la Plataforma d'Afectats per la Hipoteca denuncian que la familia de Beniarjó que fue desahuciada el jueves lleve dos días durmiendo en la calle y piden una solución por parte de la Administración. Destacan que entre los miembros de la familia se encuentran dos personas mayores y cinco menores.