BLOC-Verds: Compromís denuncia los impuestos de perros que pretende instaurar el gobierno de Gandia


Compromís considera que en lugar de castigar todavía más el bolsillo de la ciudadanía, hay que aumentar las campañas de concienciación y aplicar las sanciones que ya establecen las ordenanzas municipales.




 

BLOC-Verds: Compromís denuncia los impuestos de perros que pretende instaurar el gobierno de Gandia

Facund Puig, edil de BLOC-Verds: Compromís ha declarado que: "El nuevo impuesto puede ser desmotivador, puesto que hay gente que pensará que no tiene sentido recoger los excrementos, porque ya paga para que lo hagan los servicios municipales".

En el último Consejo de Participación Ciudadana, el alcalde de Gandia informó de la puesta en marcha de un nuevo impuesto municipal de 20 euros al año para los propietarios de perros. De este modo, según Torró se sufragaría un nuevo servicio de limpieza de excrementos.


El BLOC-Compromís de Gandia se ha manifestado "radicalmente en contra" de la medida por varias razones. En primer lugar, por una cuestión económica, "porque es inmoral, en estos momentos, castigar todavía más las bolsillo de la ciudadanía". Para el regidor Facund Puig el otro motivo es el pedagógico. Y es que asegura que la medida puede ser desmotivadora frente a las campañas de sensibilización, "puesto que la gente pensará que no tiene sentido recoger los excrementos, porque ya paga porque lo hagan los servicios municipales".

Precisamente, Compromís considera que el Ayuntamiento tendría que incrementar las campañas informativas y de concienciación para la utilización de los 'pipi-can' y la recogida de excrementos de animales. "Hace falta también ser más efectivos en la aplicación de las sanciones municipales. De estas multas, por ejemplo, de la gente que no cumple, se puede pagar un servicio complementario de limpieza y que no acaben pagando justos por pecadores".

El BLOC-Verds: Compromís denuncia que el nuevo impuesto responde al afán recaudatorio del gobierno del PP, que tendría que apostar por la racionalización del gasto, más que por el aumento de las imposiciones. Puig ha recordado que la ciudadanía ya está sufriendo el aumento de impuestos y tasas como el IBI, las actividades deportivas o la Universidad Popular, entre otras.