El alcalde de Gandia califica de milagro que no se hayan producido daños más graves por el tornado


30 vehículos afectados, varios locales comerciales destrozados, viviendas afectadas, un sin fin de árboles arrancados, las atracciones de la feria convertidas en un amasijo de hierros y afortunadamente solo 35 heridos, la mayoría leves. Ese es el balance del tornado que durante 15 minutos recorrió ayer parte de la playa y el casco urbano de Gandia.

Hoy todo vuelve a la normalidad y Gandia seguirá con la Fira, los feriantes son los más afectados y esperan las valoraciones de los seguros




 

El alcalde de Gandia califica de milagro que no se hayan producido daños más graves por el tornado

Una línea de tormentas que venían desde Alicante por la costa, perféctamente alineadas con lluvias que dejaron hasta 207 litros por metro cuadrado en menos de media hora y que desembocaron en un turbonado o manga de mar que al tocar tierra provocaron un pequeño tornado que entró por la playa y arrasó el Parc del Pais Valencià, el Prado y la Feria, además de afectar las calles por las que pasó.
Afortunadamente, el tornado, un fenómeno completamente impredecible, fue precedido por lluvia, lo que hizo que la gente no estuviera en la calle y así se evitaron catástrofes personales. 
En el apartado material, los daños son cuantiosos y no se han podido valorar todavía, de momento lo importante era recuperar la normalidad y en ello han trabajado con ahínco y efectividad las brigadas municipales. Los más afectados los feriantes, que han visto cómo sus atracciones quedaban completamente destrozadas. De momento el recinto sigue acordonado y cerrado a la espera de la valoración de los peritos y técnicos, pero no se espera que las atracciones puedan volver a ponerse en marcha, al menos de forma inminente. 22 familias de feriantes han sido albergados en un hotel al ver cómo sus rulots han sido afectadas por el tornado. 
Eso sí, Gandia sigue en Fira y aunque el susto ha sido importante, ahora hay que recuperar la normalidad, por ello hoy se mantendrán las actividades previstas y se recuperaran, en la medida de lo posible las anuladas ayer para propiciar que los gandienses y miles de visitantes disfruten de las fiestas patronales